Adoptar un perro de refugio

¿Por qué adoptar un perro de refugio? 10 mitos sobre los perros de refugios

Es posible que te hayas planteado en algún momento adoptar una perro de refugio, pero te han asaltad las dudas debido a ciertas cosas negativas, mitos o ideas preconcebidas  que has escuchado sobre las mascotas de los refugios.  A lo largo de los años, hemos visto de primera mano cómo el amor por una mascota de refugio ha cambiado vidas para mejor. Contribuimos y ayudamos a muchas personas con el proceso de adopción. Pero para ello es necesario superar esos mitos e ideas erróneas.

Con este artículo queremos arrojar luz a través del conocimiento para disipar esos mitos que muchas veces, son un obstáculo para conseguir que muchos perros reciba una segunda oportunidad, un hogar a que pertenecer y la opción de mejorar su vida. Y por supuesto, permitir a las personas disfrutar de la compañía de un compañero fiel y cariñoso.

 

Los mitos a desmontar a la hora de adoptar un perro de refugio

Aquí te listamos y desmontamos los diferentes mitos que rodean la adopción de mascotas rescatadas o de refugios.

 

Mito 1: Los perros de los refugios están ahí porque tienen problemas de comportamiento.

En un refugio de animales, es posible que vea que algunos perros exhiben comportamientos que parecen problemas de comportamiento crónicos, como ladridos excesivos. Pero un un refugio de animales es un entorno muy estresante para estos perros, sin nada familiar y muchos  otros perros ladrando todo el tiempo.

La verdad es que la mayoría de las veces, los peros acaban en un refugio por cambios en las circunstancias de los dueños y no de las mascotas.

Algunas de las razones por las que las personas entregan las mascotas del refugio son las siguientes:

  • Alergias
  • Problemas personales
  • Mudarse o mudarse a un lugar que no admite mascotas
  • El dueño ya no puede costear el cuidado de la mascota.
  • Divorcio
  • El dueño ya no tiene espacio para la mascota

La verdad es que hay muchas razones por las que la gente renuncia a los perros , y muy pocas de ellas son suficientemente convincentes. Muchos de estos  perros son perfectamente adoptables, pero fueron acogidos por personas que no se dieron cuenta o nunca intentaron averiguar cuánto tiempo se necesita adiestrar o enseñar normas de comportamiento a su mascota. Sobre todo, teniendo en cuenta de que hoy en día se puede contar con los servicios de adiestradores profesionales.

 

Mito 2: Los perros rescatados  son agresivos

La expectativa realista es que cualquier perro que ingrese a su hogar necesitará algo de entrenamiento para comprender su rutina, incluso si conocen todas las instrucciones básicas relacionadas con la obediencia.

El adiestramiento de perros adultos rara vez se topa con casos imposibles. Y es que la pregunta común es si se puede educar a un perro adulto. Y la respuesta es rotundamente sí. Muchos perros adultos están ansiosos por aprender cuando comienzan las rutinas de educación. y también aprenden a adaptarse a nuestras rutina en los centros de acogida, lo que indica que podrían hacer lo mismo en su hogar.

 

Mito 3: la mayoría de los perros de los refugios son demasiado asustadizos o tímidos.

Al igual que las personas, los perros tienen sus propias personalidades. Algunos son resistentes, mientras que otros lucharán con el estrés de estar en un refugio para perros.  Cada perro maneja el estrés de manera diferente. Incluso si un cachorro parece asustado o tímido en el refugio de animales, es posible que solo necesite un poco de tiempo para relajarse en su casa, un entorno más tranquilo y menos estresante rodeado de afecto.

Mito 4: Al adoptar un perro de refugio nunca conocerás su historia.

En este mito hay algo de verdad pero no es necesariamente algo negativo. A menudo, no se conoce la historia de un perro rescatado,  pero sí  se comparten los detalles que los refugios conocen, con los posibles adoptantes. Y es que sólo pueden proporcionar información sobre lo que han observado mientras el perro ha estado bajo su cuidado.

El personal de los refugios y un educador canino, pueden orientarte a la hora de adquirir destrezas y habilidades para la reeducación del perro, que en la gran mayoría de los casos consigue adaptarse a su nuevo hogar sin mayores dificultades.

 

Mito 5: Los perros de los refugios están sucios y tienen pulgas.

Algunos perros pueden entrar al refugio de mascotas no muy limpios, pero no se dejan así. Es muy común que los refugios mantengan a los perros nuevos en áreas de cuarentena hasta que estén completamente examinados para asegurarse de que sean tratados de cualquier posible dolencia y desparasitados. Muchos voluntarios se dedican a bañar a los perros antes de que se mezclen con los otros animales para asegurarse de que luzcan lo mejor posible.

Todos los perros son monitoreados de cerca para detectar pulgas, garrapatas y otros parásitos y reciben tratamiento preventivo regular. Esta es una práctica común en los refugios para perros; después de todo, quieren que los cachorros estén limpios para aumentar sus posibilidades de ser adoptados.

 

Mito 6: Ninguno de los perros de rescate está entrenado para ir al baño.

Esto depende del perro, pero si quieres que el perro tenga adquiridas esas rutinas, puedes comentar lo en el refugio.  Si no está completamente domesticado, y está dispuesto a dedicarle tiempo, es muy importante darles tiempo para que se adapten a su rutina y refuercen positivamente cada vez que haga sus necesidades fuera de casa o en el lugar asignado para ello.

 

Mito 7: Adoptar un perro de refugio implica trabajar con perros agresivos

La verdad es que los refugios rara vez ven a un perro agresivo. De hecho, hay muchos perros bien adaptados, extrovertidos y felices, probablemente más que aquellos con problemas importantes de comportamiento como la agresión. Si hay un problema, lo más probable es que sea una agresión basada en el miedo por el estrés de estar en un refugio para perros.

 

Mito 8: En el refugio los perros suelen tener problemas de salud o contraen enfermedades.

Aunque los refugios aceptan animales con problemas de salud,  muchos son tratables veterinariamente. Los refugios cuentan con veterinarios que diagnostican cualquier enfermedad y pautan el tratamiento de la mascota. Al llegar son vacunados y se les suele hacer un chequeo general.

Así, al adoptar un perro de refugio, tienes la garantía de que ha pasado una revisión general veterinaria.

 

Mito 9: Adoptar un perro de refugio implica acoger perros mayores, que plantean grandes problemas de adopción.

Nada más alejado de la realidad. Los perros mayores tienen un nivel de energía bastante bajo, por lo que son especialmente mascotas ideales para las personas mayores. Las mascotas de edad avanzada son capaces de adaptarse  a las rutinas del hogar al igual que las mascotas más jóvenes. Cuando se trata de encajar en una familia, es mejor medir la personalidad de un perro que su edad.

 

Mito 10: Los perros rescatados nunca demostrarán apego debido a que ya han sido abandonados.

Cuando se trata de perros abandonados, esto es simplemente falso. Estos cachorros merecen la oportunidad de ser cariñosos contigo, y la mayoría de las veces no les lleva mucho tiempo.

Es importante recordar que los perros de los refugios conocen cientos de personas nueva cada día y es posible que no se encariñen contigo de inmediato en la primera reunión. Es posible que solo sea necesario  un poco más de tiempo con ellos para ganarse su corazón. Un perro tímido puede ser un poco más reservado, pero puedes. Si conoce a un perro que está muy apegado a su cuidador  del refugio, seguramente podrá hacer lo mismo con su familia de acogida. Es cuestión de tiempo.

 

En conclusión

No estás solo, no te quedes con la duda y consúltanos tus dudas si estás pensando adoptar un perro abandonado. Ten en cuenta que prácticamente todas las adopciones, con más o menos trabajo acaban en adopciones permanentes. Además también existe la posibilidad de realizar adopciones temporales. Adoptar un perro de refugio es más sencillo de lo que te imaginas. ¡Anímate!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡No enviamos Spam! Todos nuestras comunicaciones son acerca de nuevos productos, servicios, cursos, charlas eventos y noticias.

Últimas publicaciones
Adoptar un perro de refugio

Si sufres por los perros abandonados y sin hogar debes tener este libro, ellos te lo agradecerán! La adopción de perros sin hogar, de forma responsable, es una acción humanitaria extraordinaria.