perro miedoso

7 Consejos para ayudar a un perro miedoso a sentirse seguro

ayudar a un perro miedoso

¿Por qué algunos perros son miedosos?

El miedo es común en todos los animales. Si bien es posible que un perro miedoso lo sea porque haya sufrido abusos o traumas a una edad temprana, la mayoría de las veces el miedo es el resultado de una predisposición genética o una falta de experiencia con lo que lo asusta.

En este artículo abordamos el problema concreto de esos perros que son asustadizos y miedosos y que se muestran inseguros.

Hay que diferenciar entre un perro miedoso, que manifiesta una actitud continuada,  del perro que se asusta por  algún hecho o circunstancia puntual.  En  uno de nuestros artículos,  halamos de «¿A qué tienen miedo los perros?». En este artículo hablamos de esas fobias y miedos más comunes en los perros.

 

¿Cuáles son los signos de un perro miedoso?

Los perros miedosos evitan lo que les asusta (al igual que las personas). Si no pueden escapar de la fuente de su miedo, suelen hacer lo siguiente:

  • Parecer deprimido o desinteresado
  • Temblar o acobardarse
  • Bostezar frecuentemente
  • Abalanzarse sobre otros humanos o perros
  • Gruñir, gemir o ladrar

 

Si tu perro demuestra alguno de estos comportamientos, no lo obligue a interactuar con lo que sea que le esté causando miedo. Por ejemplo, si el perro ladra o gruñe a una persona que llega a casa por primera vez, no lo obligues a llevarse bien. Tu perro te está diciendo que se siente incómodo y, si lo fuerzas, podrías provocar una reactividad en él que podría acabar en un mordisco.  Así que, en esa situación, lo mejor es dale algo de espacio.

 

la mayoría de las veces el miedo es el resultado de una predisposición genética o una falta de experiencia con lo que lo asusta

 

7 consejos para ayudar a tu perro miedoso

1. Reconoce que el perro tiene miedo y busca las señales

El primer paso es, por supuesto, reconocer que el perro tiene miedo en primer lugar. Para ello, en este artículo te hemos dado algunas pautas para reconocer los signos de inseguridad en tu perro.

Si ya lo sabe, enhorabuena por reconocer las señales. Esperamos que los siguientes consejos le resulten útiles.

Ten en cuenta que hay estudios que hablan de que el 72,5% de los perros tienen al menos una forma de ansiedad canina.

2. Ayuda a tu perro a sentirse seguro

Tu primera prioridad con un perro miedoso es ayudarlo a sentirse seguro. Hay diferentes formas de hacerlo, dependiendo de cuál sea el problema. Tal vez el perro necesite un espacio propio (como una jaula o una cama) donde pueda elegir ir si no quiere estar con niños o cuando aparecen extraños en la casa.

Puede que signifique decirle a otras personas que no pueden acariciar a tu perro , porque a tu perro no le gusta. Otras veces puede ser sacar a pasear a su perro en ciertos momentos del día en los que no es probable que se encuentre con lo que sea que le atemoriza (otros perros, extraños, bicicletas, etc.). Tal vez requiera tener una rutina predecible y darle opciones a su perro siempre que sea posible.

En cualquier caso. Tenemos que diseñar un plan lento y progresivo para ayudar al perro a aprender a no tener miedo. Eso podría implicar usar técnicas para la desensibilización y contracondicionamiento.  Así, que lo mejor es que acudas a tu adiestrador para que te ayude.

3. Prohibido usar el castigo con un perro miedoso

Tal vez ya no uses el castigo, ya que las personas son cada vez más conscientes de que el refuerzo positivo es la mejor manera de entrenar. Si tienes un perro miedoso, es especialmente importante que dejes de usar el castigo porque hay un riesgo de que tu perro se vuelva más inseguro o incluso desarrolle miedo hacia ti. Tu perro ya está estresado por lo que le asusta, y no debes aumentar ese estrés mediante el uso de métodos aversivos.

Si hay comportamientos que quieres cambiar, concéntrese en usar el refuerzo positivo para entrenar. Use las golosinas que más le gustan para el adiestramiento del perros y repita muchas veces el comportamiento para ayudarlo a fortalecerse. Siempre es adecuado acudir a un adiestrador canino para que te ayude y oriente.

4.  En algunos casos, se puede consolar a un perro miedoso

Está bien consolar a un perro miedoso  si cree que, por su forma de reacción, le gusta que lo consuelen, o le alivia.  Pero ten en cuenta que algunos perros prefieren correr y esconderse en algunas circunstancias, y eso también está bien. En cambio, otros perros se acercarán a sus dueños y parecerán estar buscando consuelo, o buscar compañía para sentirse más seguros. De hecho, eres una base segura para tu perro , lo que significa que tu presencia puede ayudarlo en una situación estresante.

5. No obligues a tu perro a enfrentarse a sus miedos

Algunas personas piensan que obligar a su perro a enfrentarse a lo que le teme hará que se acostumbre. Pero lo que puede suceder en cambio es que se sensibilicen y se asusten cada vez más.

Los perros pueden recurrir a la agresión para hacer desaparecer aquello que les aterra. En algunos casos, al hacer esto el perro puede entrar en pánico o llegar a quedarse paralizado del miedo. De esta forma, lo más probable es que el perro comience a reaccionar a otros estímulos en el entorno debido a su alto grado de excitación.

En lugar de obligar al perro a enfrentar sus miedos, consulta con un adiestrador para diseñar un plan de entrenamiento.

6. Busca ayuda profesional

Tu adiestrador de confianza es tu mejor aliado para ayudar a tu perro miedoso a superar su inseguridad. Cuéntale con detalle lo que sucede. Si puedes grabar en tu casa con el móvil la conducta y averigua cual es el estímulo que le produce esa reacción. Todo esto puede ayudar para determinar el origen del miedo y diseñar un plan de entrenamiento.

Recuerda que tu eres parte importante de su entrenamiento. Tu educador canino puede ayudarte, pero va a requerir de tiempo y sobre todo que continúes en casa con el plan diseñado.

También puedes acudir a tu veterinario. Existen ciertos medicamentos que pueden ayudarle con su ansiedad.

7. Prepárate para un proceso que puede llevar mucho tiempo

El miedo y la ansiedad de un perro miedoso pueden tardar mucho en resolverse y, en algunos casos, es posible que nunca se resuelvan por completo. Incluso si hemos logrado un gran avance.

Por lo tanto, es importante comprender que puede llevar mucho tiempo ayudar a tu perro. Ten en cuenta que incluso los perros inseguros pueden llevar una vida feliz.

Y es importante celebrar los éxitos a lo largo del camino. Cuando vemos un cambio gradual ante nuestros ojos a lo largo del tiempo, es fácil olvidar cómo eran las cosas cuando empezó. Mirar hacia atrás puede ayudarte a no desanimarte y seguir avanzando

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡No enviamos Spam! Todos nuestras comunicaciones son acerca de nuevos productos, servicios, cursos, charlas eventos y noticias.