dolor en los perros- detectar cuando un perro sufre en silencio

¿Cómo puedo saber si a mi perro le duele algo? El dolo en los perros

¿Cómo sé si mi perro tiene dolor? Identificar los signos de dolor en los perros

El dolor en los perros muchas veces no va asociado a manifestaciones claras de sufrimiento. Debido a que los perros no pueden hablar, a veces puede ser difícil detectar cuándo están sufriendo algún tipo de dolor en silencio, ya sea como resultado de una lesión o por que hay algún problema de salud no diagnosticado. Sin embargo, hay una serie de signos, algunos más evidentes que otros, que pueden darnos alguna pista.

No intentes tratar el dolor de tu perro tu mismo. Muchos medicamentos para humanos , y los recetados para otras mascotas, pueden ser muy peligrosos para los perros. Ante la mínima duda, consulta a tu veterinario.

En este artículo te vamos a listar algunos posibles síntomas y comportamientos que pueden indicar que tu perro está sufriendo algún tipo de dolor. Conocerlos te ayudará a tomar la decisión adecuada. Además puede ayudarte a decidir cuando es hora de visitar al veterinario.

 

1. Comportamiento antisocial o agresivo

Los perros pueden dejar de correr para saludarte en la puerta cuando llegas a casa, intentar evitar el contacto o incluso volverse agresivos. Si tu perro se esconde o parece inusualmente antisocial, podría ser una indicación de que está sufriendo. Cualquier cambio notable en el comportamiento debería ser motivo de preocupación.

 

2. Cambios en los hábitos  de alimentación y sueño.

Los perros que tienen dolor a menudo duermen más; pueden estar tratando de curarse o incluso puede ser difícil para ellos moverse y  mantenerse activos. La pérdida de apetito y las diferencias notables en la cantidad de agua que beben son a menudo síntomas comunes. La dificultad para comer, especialmente los alimentos secos o los alimentos duros, puede indicar dolor dental.

 

3. Aullidos y quejidos

Los perros que experimentan dolor tienden a emitir más sonidos vocales. Los gritos excesivos, los gruñidos, los gemidos e incluso los aullidos pueden ser una manera de comunicación. Es posible que su perro le esté diciendo que algo no va bien.

 

4. Lamido excesivo. Un posible síntoma de dolor en los perros

Si tu mascota se lame las patas constantemente, es probable que esté tratando de calmar su dolor. Cuando un perro se lastima, su primer instinto suele ser limpiar y cuidar la herida lamiéndola. Los cortes son más obvios, sin embargo, a veces el dolor puede ser interno.

 

5. Jadeo fuerte o respiración alterada

El jadeo es normal. Sin embargo, un perro que jadea mucho aunque no haya estado haciendo ejercicio es una señal de advertencia. Además, una respiración menos profunda significa que podría ser doloroso respirar.

 

6. Problemas de movilidad

La rigidez y la cojera son dos de los signos más obvios de dolor en los perros y probablemente sean el resultado de una lesión, dolor en las patas o incluso artritis. La artritis suele ser más frecuente en perros mayores.  Es posible que tu perro se muestre reacio a subir escaleras o que sea notablemente lento al levantarse. Esto también puede manifestarse como un interés reducido en el ejercicio o no estar tan activo como de costumbre.

 

7. Signos de agitación

La inquietud es un indicador de dolor en los perros. Si su perro camina de un lado a otro repetidamente, tiene dificultad para ponerse cómodo o duerme mucho menos, podría haber un problema subyacente.

 

8. Cambios en su cuerpo y postura: Un posible síntoma de dolor en los perros

La hinchazón de las patas, las piernas y la cara es un signo de dolor que podría deberse a una inflamación, una infección o incluso un cáncer. Cuando sienten dolor, algunos perros tienen una postura muy rígida y encorvada, mientras que otros asumen la postura de ‘oración’ con las patas delanteras en el suelo y las nalgas en el aire. Los perros a menudo adoptan la posición de ‘oración’ cuando sufren de dolor abdominal, ya que les permite estirar esta área.

 

9. Sacudidas o temblores

No asumas que  temblar es solo un síntoma de que tu perro siente frío o, de hecho, está envejeciendo. Ambos pueden ser un signo de dolor o un síntoma de algo más grave, como una intoxicación, pancreatitis o enfermedad renal, por ejemplo. Los perros que han ingerido grandes cantidades de chocolate , compost mohoso o xilitol edulcorante sin azúcar , por ejemplo, a menudo sufren temblores musculares intensos.

 

¿Qué pueden hacer los dueños de mascotas para ayudar a los perros con dolor?

Al igual que los humanos, los perros que sufren dolor pueden dejar de comer. Si el apetito de tu perro cambia repentinamente o notas alguna forma de inapetencia, debes buscar consejo veterinario, ya que esto podría ser un síntoma de una enfermedad peligrosa.

Haz que esté lo más cómodo posible. La ropa de cama suave y acolchada y un entorno tranquilo y cómodo ayudarán a acelerar la recuperación de tu perro.

Asegúrate de que tu perro recibe la dosis correcta de cualquier medicamento recetado por su veterinario. Cada perro reaccionará de manera diferente al tipo y nivel de dosis de analgésicos, así que siempre debes estar atento a la respuesta de tu perro al medicamento y si crees que algo no va bien, o tienes alguna duda, consúltalo con el  veterinario.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡No enviamos Spam! Todos nuestras comunicaciones son acerca de nuevos productos, servicios, cursos, charlas eventos y noticias.

Últimas publicaciones

Descubre el primer manual de Christian Oliva-Vélez, el viajero con perro que desde Dogfriendlytraveler.com ha ayudado a miles de personas y a sus peludos a ser felices.