El sentido del oído de los perros

El sentido del oído de los perros

El sentido del oído de los perros: Una característica de los cánidos

Los perros poseen un agudo sentido del oído, sólo superado por su sentido del olfato. Se trata de una característica común a todas las razas de perros y al resto de cánidos.  La mayoría de los cánidos que viven en estado salvaje,  tienen orejas grandes, erectas y muy móviles que les permiten escuchar sonidos desde una gran distancia  y en cualquier dirección. Algunas razas de perros, tienen mejor audición que otras, pero todas pueden detectar ruidos que pasarían inadvertidos para el oído humano.

 

La capacidad de oír sonidos agudos

Los lobos, antepasados ​​de los perros, se alimentan de pequeños roedores como los ratones, por lo que la capacidad de escuchar los chillidos  que emiten es imprescindible para la supervivencia.  Otros cánidos, como por ejemplo, los zorros o los coyotes, también se alimentan de roedores y comparten estas capacidades auditivas. 

Esta sensibilidad a los sonidos de tono más alto probablemente explica varios fenómenos relacionados con los perros. Su capacidad para predecir la llegada de alguien a tu casa, probablemente se deba a su capacidad para detectar el sonido de un coche o del ruido de los pasos al caminar, antes de que tu puedas escucharlo.

 

Los ruidos cotidianos pueden ser incómodos para los perros

Los ruidos diarios, como una aspiradora o un taladro eléctrico, las sirenas de los vehículos de emergencia, etc. pueden generar incomodidad y estrés en los perros. Esto se debe a que suenan más fuertes para los perros que para los humanos. Además, los  perros pueden escuchar  posibles  ruidos agudos que emiten esas fuentes de sonido y que son imperceptibles para el oído humano.

 

Otras características del sentido del oído de los perros

La sensibilidad

Cuando se trata sonidos dentro del rango de frecuencia que compartimos con los peros, tanto los perros como los humanos podemos  escuchar los mismos sonidos. A estos niveles la sensibilidad de nuestros oídos es aproximadamente la misma que la los perros. Sin embargo, los oídos humanos tienen una sensibilidad máxima de 2000 Hz. No es coincidencia que esa frecuencia esté justo en el medio del rango del habla humana. Por otro lado, los perros tienen una sensibilidad máxima de 8.000 Hz, mucho más adecuada para escuchar a sus presas.

 

Diferencias de frecuencias

Los perros también tienen una capacidad asombrosa para detectar pequeñas diferencias entre frecuencias. Se cree que los perros pueden escuchar “la diferencia entre la nota musical Do y otra nota que difiere en un octavo de la distancia entre esa nota Do y el Do sostenido”.

 

Localización de sonidos

Pero no siempre salimos perdiendo en las comparativas. Los humanos podemos localizar los sonidos mejor que los perros. Los humanos pueden notar la diferencia entre dos sonidos que difieren en su ubicación por un ángulo de solo un grado, mientras que los perros necesitan ocho grados de separación para percibir un cambio de ubicación.

 

 

 

El sentido del oído de los perros

“Power of the Dog “es una recopilación (en inglés)  asombrosa e inspiradora de piezas breves sobre todo aquellas cosas para  lo que los perros son extremadamente buenos.