llevar a tu perro a la playa

¿Es bueno llevar a tu perro a la playa? Las playas para perros

beneficios de llevar a tu perro a la playa

Ir a la playa es un cúmulo de experiencias positivas y relajantes. El sol, la arena, el agua del mar, el sonido de las olas, el calor y los deportes al aire libre son parte de la experiencia positiva de ir a la playa. Por eso muchas personas deciden compartir este tipo de experiencias con sus perros.

Para los perros la playa es un cúmulo de experiencias nuevas y estimulantes: Los olores, nadar, encontrarse con otros perros con los que compartir juegos y estar mucho tiempo junto a sus dueños. Pero llevar a tu perro a la playa también conlleva ser consciente de que debemos tener ciertas precauciones y consideraciones, sobre todo con el resto de bañistas. Recuerda que no todo el mundo es amante de los perros o que su idea de un día relajante de playa no pasa por tener un perro que le babe, llene de arena, revuelva sus cosas o le moje al sacudirse.

En este artículo te hablamos de los beneficios de compartir un día de playa con tu perro, las precauciones que debes tomar y te damos una guía de playas caninas oficiales aptas ir acompañado de tu perro.

 

Los beneficios de llevar a tu perro a la playa

Esta claro, la playa es un gran espacio abierto que a los perros les proporciona sensación de libertad, y es perfecto para que puedan disfrutar paseando o corriendo por la arena o dándose un chapuzón en el agua. Pero es que, además de la diversión, ir a la playa tiene muchos otros beneficios para la salud y bienestar para tu perro, entre los que destacan:

  • Es un estupendo campo de juegos y un lugar para hacer deporte. Que tu perro cave en la arena, nade y corra por la playa le ayuda a incrementar su actividad física. Recuerda que el ejercicio físico es  muy importante para evitar problemas de sobrepeso, para ayudar a los perros hiperactivos a controlar su actividad y a mejorar su estado de forma física en general.
  • Esta actividad al aire libre ayuda a reforzar la relación perro-humano y es un entorno ideal para enseñar a tu amigo de cuatro patas  el adiestramiento en órdenes básicas, como “ven” o “espera” en un entorno diferente y divertido.
  • El ocio y diversión que proporciona la  playa a tu perro, aumenta sus niveles de felicidad y les ayuda a combatir el estrés.
  • La playa es un entorno de socialización para los perros. En ellas pueden encontrar un entorno ideal para conocer nuevos perros con los que jugar, y practicar sus habilidades de socialización.
  • Sin duda, la playa es un lugar ideal para pasear con tu perro, una actividad muy importante para su salud. Puedes hacerlo sobre todo temprano en la mañana o al atardecer, cuando el sol no calienta tanto y las playas están menos concurridas.
  • La playa ofrece un abanico de nuevos sonidos y olores muy estimulantes para tu perro.
  • ¿Se te ocurre un lugar mejor para iniciar a tu perro en deportes como el Disk Dog?

 

Además, como no, son tantos los beneficios del sol y del agua salada, que vamos tratarlos con más detalle.

Los beneficios del sol para los perros

Los rayos del sol favorecen la absorción de la vitamina D, que es un nutriente esencial para regular los niveles de fósforo y calcio en los huesos. Que tu pero reciba  la cantidad adecuada de sol, es importante para la prevención de enfermedades óseas.

Además, el sol estimula la producción de serotonina, conocida como la ‘hormona de la felicidad’, por lo que es un remedio para el estrés, fortalece el sistema inmunológico , mejora la calidad del sueño (gracias a la secreción de melatonina) y alivia los dolores articulares.

 

Los beneficios del agua salada para los perros

El agua de mar tiene un efecto restaurador sobre los tejidos dañados por heridas y quemaduras y mejora el aspecto del pelaje de tu perro. Si tu perro sufre picores por dermatitis, psoriasis o caspa, el agua salada ayuda a aliviarlos, evitando que se rasque y provoque nuevas heridas.  Todo ello gracias a sus propiedades cicatrizantes y antisépticas, así como antibacterianas y antimicrobianas.

Además, nadar tienen muchos beneficios para tu perro. A parte de ser un ejercicio completo, les ayuda a combatir el calor y además permite a su estructura ósea descargarse y desestresarse, debido sobre todo al efecto de ingravidez del agua.

El agua salada también ayuda a limpia las mucosas de los perros de bacterias dañinas. De esta forma tienen un efecto preventivo en su salud.

 

 

Los principales peligros que debes tener en cuenta si llevas a tu perro a la playa

Sin embargo, la playa también tiene algunos aspectos que podrían poner en peligro la seguridad de tu perro. Por eso, te contamos las precauciones que debes tener para no convertir un bonito día de playa en una pesadilla.

Conocerlos es fundamental para poder evitarlos. Por ello aquí te nombramos los posibles problemas con los que se puede encontrar tu perro en un día de playa:

 

Cuidado con las mareas

En primer lugar, aunque los perros que se aventuran en el agua suelen saber nadar, las mareas pueden cansarlos mucho y convertirse en un gran peligro, incluso para  los nadadores más expertos. No dejes de supervisarlo en ningún momento.

 

Evita los golpes de calor

Ten cuidado con los golpes de calorLos perros y cachorros de edad avanzada, así como los perros con problemas de obesidad o cardíacos, son los más propensos a sufrir un golpe de calor, aunque cualquiera puede sufrirlo. Lleva siempre agua fresca para tu perro y asegúrate de que puede disponer de ella cuando quiera. Genera un entorno aireado a la sombra en el que pueda resguardarse del calor y evita las horas centrales del día, cuando el sol es más fuerte e intenso.

 

El agua salada del mar puede ser tóxica para tu perro

Los perros suelen beben agua de mar por sed o como juego. Pero el agua de mar es muy  dañina para su organismo, ya que puede provocarles hipernatremia, niveles muy elevados de sal en el organismo, que puede derivar en una importante intoxicación gastrointestinal. Dales agua potable y fresca antes de cada baño para evitar que intenten beber agua del mar, y para ayudarles a eliminar el exceso de sal a través de la orina. Enjuaga a tu perro con agua dulce después de un día de playa para eliminar el exceso de sal en su piel.

 

Procura que no coma mucha tierra

En el proceso de recoger pelotas, juguetes y jugar, los perros también pueden ingerir grandes cantidades de arena, lo que provoca una impactación de arena y dificultades para evacuar las heces. Además la arena puede provocarles disentería. Lava la pelota y el palo con el que juegas antes de dárselo cada vez. Utiliza juguetes que no acumulen tierra, y evita el uso de pelotas de tenis o juguetes de tela.

 

Cuidado con lo que puede pisar o comer en la playa

A la arena de la playa llegan cada día un montón de objetos y animales que son arrastrados por las mareas. Aunque tu no los veas, tu perro los encuentra rápidamente a través de su olfato. Si no tomas las debidas precauciones tu perro podría pisar objetos cortantes, o ingerir restos de animales en descomposición, o jugar con alguna medusa varada en la arena. Deberás estar atento a cualquier cambio de conducta o signo de que tu perro pueda estar enfermo.

 

Quemaduras en las patas y el ocico

El sol puede calentar la arena de la playa, las aceras y el asfalto, tanto, que pueden provocar quemaduras en las patas de los perros. Llévalo si puedes hasta la arena mojada, refresca sus patas con agua fría, evita que caminen sin calzado sobre las aceras y el asfalto.

El sol también puede ocasionarle quemaduras en algunas zonas delicadas como su nariz. Existen cremas protectoras que  pueden ayudarle a mantener protegido.

 

Algunas recomendaciones si vas con tu perro a la playa

Con el fin de mejorar la convivencia entre los bañistas, y otros usuarios con mascotas en la playa te damos algunas recomendaciones a tener en cuenta:

  • Asegúrate de llevar a tu perro a una playa apta para perros. Ten en cuenta las normas y recomendaciones de cada zona de baño.
  • Recuerda que no todo el mundo es amante de los perros o que su idea de un día relajante de playa no pasa por tener un perro que le babe, llene de arena, revuelva sus cosas o le moje al sacudirse. Mantén controlado a tu perro y evita que moleste al resto de usuarios de la playa.
  • Al correr tu perro puede hacer caer a otras personas. Ten especial cuidado cuando hayan niños, personas mayores o personas con dificultades de movilidad cerca.
  • No todos los perros que están en la playa son sociables. Ten cuidado ante posibles agresiones de otros perros o problemas de reactividad.
  • Ten siempre localizado el veterinario más cercano a tu zona de baño por lo que pudiera pasar, así como el teléfono de tu veterinario de confianza.
  • Los perros suelen correr detrás de una pelota, por lo que si hay alguien practicando algún deporte en la playa tenlo en cuenta.

En cualquier caso, ten siempre en cuenta que un perro correctamente adiestrado y educado es más fácil de controlar y evitar que se meta en problemas.

 

Síntomas a tener en cuenta después de ir a la playa con tu perro

Vaya a un veterinario de inmediato si  tu perro muestra síntomas de enfermedades o lesiones después de una visita a la playa, que incluyen síntomas como:

  • Letargo
  • Vómitos o diarrea
  • Convulsiones
  • Sangrado
  • Cojera

 

Llevar a tu perro a la playa en España: Las playas de España que admiten perros

Cada vez son más los municipios y Comunidades Autónomas que se unen al movimiento Pet Friendly, y que tienen en cuenta a las familias con mascotas, por lo que año tras año se van incorporando más playas a la red de playas caninas oficiales de España.

En este mapa creado por redcanina.es puedes ver  geolocalizadas todas las playas de la costa española en la que se admiten perros. Ten en cuenta que en algunos casos pueden haberse producido cambios, por lo que antes de ir con tu perro, te sugerimos que te asegures de que sigue siendo una playa canina en la fecha  que tienes pensado acudir con tu perro.

Se trata de un mapa interactivo en el que podrás ampliarlo o pulsar sobre el icono de cada playa para ver más datos sobre ella.

En conclusión…

A la playa se va a disfrutar, así que no te agobies por todos los problemas con los que se puede encontrar tu perro,  o en los que pueda meterse.

La mayoría de estos problemas se pueden prevenir simplemente manteniendo a tu  perro con correa, proporcionando agua fresca disponible en todo momento y proporcionando sombra. Y como no, con un buen adiestramiento.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡No enviamos Spam! Todos nuestras comunicaciones son acerca de nuevos productos, servicios, cursos, charlas eventos y noticias.