Hacer que los mayores de edad convivan con perros y otras mascotas ayuda a mejorar su salud física, ya que les anima a compartir paseos y jugar, pero además les ayuda a mejorar su salud emocional, dando y recibiendo cariño emocional, compañía y fidelidad....