juguetes para perros

La importancia del juego para los perros. Los juguetes para perros

Todo el mundo sabe que jugar con su perro es divertido, pero lo que no solemos considerar es que los beneficios del juego van mucho más allá de la diversión. Agregar un poco más de tiempo de juego a la rutina del perro, así como algunos juguetes para perros, es una de las formas más fáciles de enriquecer su día a día.  Con ello, no solo estás ayudando a crear y mejorar un vínculo con el, sino que estás incidiendo positivamente en su salud física y bienestar emocional. Por si esto fuera poco aquí te ofrecemos 7 razones para jugar con tu perro, o para no dejar de hacerlo.

 

Siete razones para jugar con tu perro

 

1 Estás entrenando a tu perro sin darte cuenta y es divertido

Uno de los beneficios de jugar con tu perro es que es una forma divertida de entrenar a diario. Ahora no estoy hablando del entrenamiento tradicional de “enséñele a su perro un truco”, sino de reforzar los comportamientos deseables. Y en el caso del juego, eso gira en torno a enseñarle a tu perro a seguir algunas reglas básicas.

¿Tu perro se pone demasiado gruñon mientras juega a tirar? Cuando eso sucede, simplemente dejo de jugar. Si detienes el juego porque su perro se pone demasiado gruñón, le estás enseñando que gruñir no es aceptable.  Es tan fácil olvidar que entrenamos cuando estamos jugando. Y esa es una de las mejores cosas de jugar con tu perro: te da la oportunidad de reforzar los buenos comportamientos y divertirte, todo al mismo tiempo.

Siempre puedes incorporar al juego algunos juguetes para perros para aumentar la variedad y tipo de juegos.

 

2 El juego proporciona estimulación mental

Todos sabemos que el ejercicio físico es importante para nuestros perros, pero a menudo pasamos por alto la importancia del ejercicio mental. Los juegos interactivos como tirar o buscar pueden parecer una forma sencilla de mantener ocupado a tu perro, pero también proporcionan mucha estimulación mental para tu perro. Además, existen juguetes para perros en los que puedes introducir so golosina favorita, y estimular así su ingenio para poder acceder a ella.

Dado que los juegos se basan en algunas reglas básicas como “tienes que traer la pelota de vuelta si quieres seguir jugando”, le das a tu perro la oportunidad de tomar sus propias decisiones y le ayudan a concentrarse. Agregar algunos juegos basados en juguetes específicos para perros a la rutina de tu perro es una forma de asegurarse de que tenga un buen entrenamiento mental todos los días.

Además, deportes como la detección deportiva ayudan a estimular a tu perro. No hace falta que llegues a competir. Existen ejercicios para entrenar en casa a tu perro en esta modalidad deportiva canina que puedes emplear para ayudar a estimular a tu perro.

 

3 Es un buen ejercicio físico para ti y tu perro

Los perros requieren ejercicio con regularidad, y jugar es una de las formas más divertidas de asegurarse de que tu perro tenga la oportunidad de liberar toda esa energía reprimida. Y dado que jugar con el requiere que te involucres, al final, ambos realizarán más actividad física.

Y cuando se trata de jugar con tu perro para hacer ejercicio físico, no te preocupes. No estoy sugiriendo una jornada maratoniana de tira y afloja de 3 horas. Solo un par de sesiones adicionales de juego de 5 a 10 minutos pueden marcar una gran diferencia. Los juegos como el frisbee o jugar con una pelota son físicamente exigentes, por lo que si los agrega a su rutina de ejercicio regular (que incluye la caminata diaria), puede asegurarse de que su perro haga mucho ejercicio todos los días.

Y si eres un fanático de tu perro, existen actividades cada vez más extendidas como el canicross o el Agility para perros. Quien sabe, igual tienes un campeón en casa.

A veces, la necesidad de jugar de los perros ayuda a estimular a las personas mayores a hacer ejercicio y contribuye a su bienestar físico y mental.

 

4 Jugar es una forma divertida de aliviar el estrés

Jugar con tu perro es divertido y, en lo que respecta a la liberación del estrés, es una forma realmente sencilla de mejorar tanto tu estado de ánimo como el de tu perro. Pasar tiempo con tu perro puede tener un efecto calmante, y algunos estudios han encontrado que puede ayudar a aliviar los síntomas de ansiedad y depresión. Agregar un par de sesiones de juego rápidas de 5 minutos con tu perro cada día puede tener un efecto positivo tanto para ti como en el estado de ánimo general de tu perro.

Existen juguetes para perros diseñados para liberar su estrés.

 

5 Jugar con tu perro fortalece el vínculo mutuo

Una de las mejores cosas de jugar con tu perro es cuánto fortalece el vínculo que les une . Pasar tiempo de calidad con tu perro es una de las mejores formas de fortalecer ese vínculo, y cuando se trata de perros, el tiempo de juego es una de sus formas favoritas de pasar el tiempo. No solo les está proporcionando diversión cuando los involucra en el juego, les está dando una rutina y reforzando la idea de que tu eres el origen de todas las cosas divertidas. Eso es de gran ayuda cuando se trata de acelerar el proceso de vinculación.

 

6 El juego puede disminuir los problemas de conducta en los perros

Los perros que participan en juegos regulares tienen menos probabilidades de desarrollar conductas problemáticas, como aullidos, ladridos o la masticación destructiva. La razón es que los perros se aburren , y cuando tu perro se aburre, es probable que encuentren sus propias formas de entretenerse, y ese aburrimiento es lo que lleva a cosas como zapatos masticados.

Cuando juegas regularmente con tu perro, lo mantienes ocupado y entretenido, lo que reduce la posibilidad de que se vaya por su cuenta por toda la casa para encontrar su propio entretenimiento.

 

7 Puede mejorar su vida social

Y por último, pero no menos importante, jugar con su perro puede mejorar tu vida social. Ya sea por que  que vaya al parque a jugar  o al parque para perros del vecindario, es probable que tu y tu perro conozcan gente nueva en el camino.

Tu perro se beneficiará de repasar sus habilidades sociales, y vamos a reconocerlo, tu también. Un estudio de 2015 encontró que ser dueño de una mascota era el tercer elemento socializador que permitía conocer a las personas en sus vecindarios, y que los dueños de mascotas tenían un 60% más de probabilidades de conocer a personas en su vecindario que no conocían antes.

Y es que tu perro puede ser un buen tema de conversación con el que poder romper el hielo. No se si me explico…

 

Con el tiempo descubrirás que tu perro tiene su propia personalidad, y que hay juegos que le gustan más que otros, así como lugares y actividades.

 

juguetes para perros

Los juegos compartidos, además de influir positivamente en el bienestar de tu perro, son toda una fuente de entretenimiento tanto para ti como para él. Dichos juegos hacen que el animal esté ocupado y se sienta más seguro, además de potenciar el vínculo con su dueño. Descubre como con poco esfuerzo y sin conocimientos previos, cualquier dueño de un perro puede hacer que haga cosas increíbles, tanto si se trata de un cachorro como si se trata de un perro de más edad.