Perro lo muerde todo - Masticación destructiva

¿Por qué mi perro lo muerde todo? Masticación destructiva

¿Por qué los perros  muerden  todo lo que encuentran?

Mi perro lo muerde todo. Es normal que los cachorros y los perros adultos muerdan objetos del entorno que están a su alcance. Se trata de una forma más que tienen para explorar su entorno. Al morder obtienen una serie de beneficios. En el caso de los perros más jóvenes, es una forma de aliviar el dolor que puede causar la aparición de dientes. Para los perros mayores, es una forma natural de mantener las mandíbulas fuertes y los dientes limpios. Masticar también es efectivo para combatir el aburrimiento y puede aliviar la ansiedad o la frustración cuando son leves.

 

 

¿Cuáles son las posibles causas de la masticación destructiva?

Ansiedad por separación.

En muchas ocasiones, los perros que mastican para aliviar el estrés que les causa la ansiedad por  separación, generalmente sólo mastican cuando se les deja solos o lo hacen más intensamente. Esta conducta forma parte de una serie de señales indicativas de la ansiedad por separación. Estos signos suelen ser los llantos, ladridos, la deambulación, la inquietud, la micción y la defecación.  Si sospechas que tu perro sufre de ansiedad por separación consúltanos.

 

Chupar y masticar telas

Algunos perros lamen, chupan y mastican telas. Muchos expertos creen que este comportamiento es el resultado de haber sido destetado demasiado pronto (antes de las 7 u 8 semanas de edad). Si el comportamiento de succión de telas se prolonga durante largos períodos de tiempo y es difícil disuadirlo, es posible que nos encontremos ante un comportamiento que se ha vuelto compulsivo. Si cree que este podría ser el caso de tu perro, consulta con un educador profesional.

 

Hambre

Un perro con una dieta restringida en calorías puede masticar y destruir objetos en un intento por encontrar fuentes adicionales de nutrición. Los perros suelen dirigir este tipo de masticación hacia objetos relacionados con la comida o que huelen a comida. Esto puede responder a tu pregunta de por que mi perro lo muerde todo.

 

¿Cómo controlo la conducta cuando mi perro lo muerde todo?

Los Cachorros

El deseo de investigar objetos interesantes, motivados por su curiosidad innata,  y la incomodidad que le genera la aparición de la dentición, motivan a los cachorros a masticar. Al igual que los bebés humanos, los cachorros atraviesan una etapa en la que pierden los dientes de leche y experimentan dolor cuando les salen los dientes de adulto. Esta fase de masticación intensificada generalmente termina a los seis meses de edad. Algunos expertos recomiendan darles a los cachorros cubitos de hielo, juguetes especiales para perros que se pueden congelar o paños húmedos congelados para masticar, que pueden ayudar a adormecer el dolor provocado por la aparición de la dentición. Aunque los cachorros necesitan masticar cosas, una educación adecuada puede enseñarle a restringir la masticación a  los objetos adecuados, como sus propios juguetes.

 

Cuándo se considera que masticar objetos es normal en los perros

Masticar es un comportamiento perfectamente normal para perros de todas las edades. Tanto los perros salvajes como los domésticos pasan horas masticando huesos. Esta actividad mantiene sus mandíbulas fuertes y sus dientes limpios. A los perros les encanta masticar huesos, palos y casi cualquier otra cosa que esté a su alcance. Mastican por diversión y para aliviar la ansiedad. Si bien el comportamiento de masticación es normal, los perros a veces dirigen su comportamiento de masticación hacia objetos inapropiados. Es entonces cuando nos preocupamos por que “Mi perro lo muerde todo”. Tanto los cachorros como los perros adultos deben tener una variedad de juguetes para masticar adecuados y que les resulten atractivos. Sin embargo proporcionar los objetos y juguetes adecuadas para masticar no es suficiente para evitar una masticación inadecuada. Los perros necesitan aprender qué está bien masticar y qué no.

 

¿Cómo detener  la masticación destructiva en perros?: Consejos útiles

 

  • Revisa si tu casa es a prueba de perros. Guarda los objetos valiosos en lugares seguros lejos de su alcance. Mante los zapatos y la ropa sucia dentro de un cesto cerrado. Los libros en los estantes más altos.  En general evitar la tentación es la primera medida.
  • Proporciona a tu perro muchos juguetes propios y huesos para masticar no comestibles. Presta atención a que tipo de juguetes lo mantienen masticando durante largos períodos de tiempo y cómprele sus preferidos. Existen juguetes específicos para ayudarles a proyectar correctamente su conducta.
  • Es ideal introducir algo nuevo o rotar los juguetes masticables de su perro cada dos días para que no se aburra de masticar siempre los mismos juguetes viejos.
  • Solo debe darle  huesos naturales que se vendan específicamente para masticar. No le dé huesos cocidos, como o alitas de pollo, ya que pueden astillarse y provocarles lesiones en la boca y el aparato digestivo.
  • Comprale algunos alimentos específicos para masticar, como palos de matón, orejas de cerdo, huesos de cuero crudo, rollos de piel de cerdo u otros masticables naturales.
  • Asegúrate de que tu perro esté separado de otros perros cuando mastica para que pueda relajarse. (Si tiene que masticar en presencia de otros perros, podría sentir que tiene que competir con ellos y tratar de engullir rápidamente los artículos comestibles).
  • Identifica los momentos del día en los que ha tu perro le gusta más masticar. Existen juguetes en los que se puede colocar dentro parte de su ración diaria de comida y que lo mantendrán ocupado y distraído de su tendencia a masticar.
  • Desalienta la masticación de artículos inapropiados rociándolos con aerosoles disuasorios. Cuando uses un disuasivo por primera vez, aplica una pequeña cantidad en un trozo de tejido o algodón. Acércalo cuidadosamaente a la boca de su perro. Permítale probarlo y luego escupirlo. Si funciona correctamente, tu perro habrá establecido la conexión entre el sabor y el olor del disuasivo, y será más probable que evite masticar objetos o mobiliario que desprenda ese mismo olor. Rocía el disuasivo en todos los objetos que no quieres que tu perro muerda. Vuelve a aplicar el disuasivo todos los días durante dos a cuatro semanas.
  • Haz todo lo posible por supervisar a tu perro hasta asegurarte de que su comportamiento de masticación está bajo control. Si lo ves lamiendo o masticando un objeto que no debería, diga “¡No!”, retira el objeto de la boca de tu perro y sustituyalo por algo que si  pueda masticar. Cuando lo tenga en la boca refuerza positivamente esa conducta con caricias y mensajes positivos. Si sospechas que podría reaccionar agresivamente al quitarle un objeto de la boca, consulta a un profesional.
  • Cuando no puedas supervisar a tu perro, debse encontrar una manera de evitar que muerda cosas inapropiadas en tu ausencia. Por ejemplo, si trabajas durante el día, puedes dejarlo en casa en un espacio de confinamiento hasta un máximo de seis horas.  Asegúrate de quitar todas las cosas que tu perro no debería masticar de su espacio de confinamiento, y en su lugar, dale una variedad de juguetes apropiados y que le puedan proporcionar una sensación placentera masticarlas. Tras pasar un  periodo en el que tiene el espacio restringido, debes compensarlo con largos paseos y actividades al aire libre.
  • Procura que haga mucho ejercicio físico (tiempo de juego contigo y con otros perros) y  estimula su mente (entrenamiento, visitas sociales, etc.).
  • Para ayudar a tu perro a aprender la diferencia entre las cosas que debe y no debe masticar, es importante evitar confundirlo ofreciéndole objetos viejos, como zapatos viejos y cojines en desuso. No podemos esperar que aprenda que algunos zapatos se pueden masticar y otros no.

 

La falta de actividad física y de estimulación cognitiva pueden ser el origen de la masticación destrictiva.

Algunos perros simplemente no reciben suficiente estimulación física y mental. Los perros aburridos tienden a buscar formas de entretenerse y masticar es una opción. Para evitar una masticación destructiva, asegúrate de que le estás proporcionando muchos elementos para que ejercite su mente y cuerpo.  Una forma de lograrlo es incluir caminatas y salidas a sus rutinas diarias,  practicar juegos sin correa con otros perros, juegos de tirar y buscar, clases de entrenamiento con clicker, deportes para perros (Agility, canicross, etc.) y utilizar juguetes  en los que introducir su alimentación y que estimulen su ingenio.

 

El estrés y la frustración son otra causa de por qué mi perro lo muerde todo

A veces, un perro mastica cuando experimenta algo que le causa estrés, como estar encerrado cerca de otro animal con el que lo acosen cuando está confinado en un coche. Para reducir este tipo de masticación, procura evitar exponer a tu perro a situaciones que lo pongan nervioso o molesto.

Los perros a los que se les impide participar en actividades estimulantes a veces muerden, sacuden, desgarran y mastican directamente los objetos cercanos. Los perros y cachorros de los refugios a veces agarran y sacuden mantas o tazones en sus perreras cada vez que las personas pasan porque les gustaría recibir atención. Cuando no lo entienden, su frustración se expresa a través de un comportamiento destructivo. Un perro que ve un gato correr y quiere perseguirlo, pero está detrás de una reja, puede morder la puerta para liberar la frustración.

Un perro que mira a otro perro en una clase de adiestramiento puede emocionarse tanto al ver a su compañero canino divirtiéndose que comience a morder su correa.  La mejor intervención ante este problema es anticiparse al momento en el que puede aparecer la frustración y darle al perro un juguete apropiado para que lo sacuda y lo rompa.

Si el origen de la frustración de tu perro la originan  animales, u objetos  que están  al otro lado de una reja o puerta en casa, puedes probar a atar un juguete de cuerda a algo resistente junto a la puerta o la reja.

 

 

mi perro lo muerde todo

Si quieres adiestrar a tu perro, o corregir problemas de comportamiento sin tener que acudir a métodos basados en el miedo y en el dolor, ¡esta es tu guía! En Adiestra en positivo encontrarás nociones básicas sobre psicología canina, consejos para evitar malas conductas, y trucos y habilidades para enseñarles desde el cariño.