mantrailing

¿Qué es el Mantrailing? Un deporte de olfato

¿Qué es el mantrailing?

Mantrailing es un término procedente del inglés, y significa “rastreo de personas”. Se trata de un deporte para perros en el que se usa la gran capacidad olfativa del perro para encontrar personas “desaparecidas”. Con la única ayuda de una prenda impregnada del olor de una persona, el perro debe ser capaz de seguir un rastro y dar con la persona “desaparecida”.

El Mantrailing no es solo un deporte para practicarlo de forma profesional. También puede ser un ejercicio estimulante y una divertida actividad que practicar con tu perro. Sobre todo, si es de los que no paran de usar su nariz para olerlo todo. Como hemos comentado en otros artículos, ofrecer actividades que estimulen a tu perro y le involucre en actividades físicas, es fundamental para que tu perro se mantenga sano y equilibrado.

Esta habilidad de los perros para encontrar personas ha salvado muchas vidas, y es utilizada por equipos especializados de búsqueda y rescate, y los cuerpos de seguridad por todo el mundo. La increíble sensibilidad del olfato del perro, les permite localizar personas desaparecidas, bajo metros de nieve y escombros.

 

Cuál es la historia del mantrailing

Los seres humanos han criado y cuidado a los perros para ayudarles con tareas específicas durante miles de años. Entre ellas detectar a las posibles amenazas y ayudar a defender los poblados, colaborar en la caza, cuidar del ganado, etc.

 

san bernardo

Los monjes suizos

El primer ejemplo de rastreo que se puede encontrar es en el siglo XVII, cuando unos monjes suizos desarrollaron su propia raza de perro que se convirtió en lo que hoy conocemos como San Bernardo. La primera tarea para la que fueron entrenados estos perros habría sido encontrar el camino de regreso al monasterio. En muchas ocasiones, las fuertes nevadas ocultaban el camino y hacían que los monjes se perdieran. Hay múltiples informes de incidentes en los que estos perros fueron enviados para encontrar personas perdidas en la nieve y guiarlos al monasterio o para llevarlos a un lugar seguro.

 

Las guerras

Durante los periodos de guerra, se impulsó el entrenamiento de los perros para el rastreo y rescate de personas. El concepto de Mantrailing apareció en el siglo XVIII, donde los perros fueron entrenados específicamente para rastrear a los criminales fugados e incluso a los esclavos. Con el tiempo, este tipo de entrenamiento ha derivado en el Mantrailing que conocemos actualmente.
Después de la Segunda Guerra Mundial, la idea de utilizar los perros para buscar cuerpos, o posibles supervivientes entre los escombros se fue extendiendo desde Inglaterra. En ese momento comenzaron a desarrollarse actividades y métodos de entrenamiento específicos para los perros que tenían buenas capacidades para el mantrailing.

 

El siglo XX

Poco a poco, se fue tomando conciencia de la importancia que pueden tener estos perros para localizar a personas desaparecidas en situaciones de catástrofe, como los terremotos de Italia en 1967, los de Rumania en 1977 y los de Argelia en 1980.

Hoy en día es frecuente encontrar entre las fuerzas de seguridad del estado, unidades especializadas en las labores de búsqueda y rescate, que cuentan con perros altamente entrenados para estas labores.

 

El Mantrailing y el olfato del perro

El olfato de nuestro perro es probablemente más increíble de lo que te imaginas, pueden oler hasta 100.000 veces mejor que nosotros. En estado salvaje, los cánidos utilizan su olfato para seguir a sus presas o las mandas de las que se alimentan. Llevan muchos años perfeccionando estas habilidades. Así, es fácil pensar que en realidad no le enseñamos a nuestro perro a rastrear, ¡ya saben cómo hacerlo! De forma instintiva. Pero, aquí es donde entra en juego el trabajo en equipo, ya que nosotros tenemos que ayudarles a entender el juego y a liderarlos.

 

Mantrailing: Seguir el rastro del aroma

Se cree que los perros pueden seguir un rastro de olor incluso si éste es no es muy reciente. Lo normal es que un rastro generado en las últimas 36 horas sea posible seguirlo. En algunas ocasiones, han habido informes de perros que siguen este rastro semanas o incluso meses después.

Muchas cosas pueden afectar el rastro, haciendo que sea más o menos fácil para el perro seguirlo. Las diferentes superficies pueden hacer que el aroma se fije a el más o menos. El olor de otras personas, animales o perros pueden generar confusión. Un río o un lago pueden hacer que un perro pierda un rastro.

Tanto si llueve como si hace sol, nuestros perros pueden seguir un rastro. Sin embargo, el clima puede tener un gran impacto en la precisión del perro a la hora de rastrear:

  • Los vientos fuertes pueden diluir o desplazar el olor lejos del camino real que ha tomado el rastro.
  • Otro  factor climatológico importante es la lluvia ligera, que ayuda a que el olor se adhiera al suelo, ya que el aroma se adhiere a las moléculas de agua.
  • Las altas temperaturas que alcanza el suelo al calentarse en verano, puede «quemar» el rastro de olor y hacer que sea muy difícil o imposible para un perro encontrar un rastro.

 

Una prenda con olor como única pista

El objeto o la prenda con el olor a rastrear juega uno de los papeles más importantes, si no el más importante, dentro de Mantrailing. Cuanto menos contaminado esté el objeto impregnado con el aroma, más probable será que el perro detecte un rastro de la persona en concreto. Los objetos aromáticos pueden ser, por ejemplo, prendas de vestir, objetos como pomos de puertas o teléfonos móviles. Cualquier cosa en la que el sujeto objeto de la búsqueda haya dejado su olor.

Por ello debemos evitar contaminar a toda costa la contaminación del objeto. La contaminación cruzada ocurre cuando un artículo aromático entra en contacto con el aroma de otra persona, por ejemplo, al permanecer mucho tiempo en contacto con ella. Como por ejemplo, estando en la cesta de la ropa sucia junto con otras prendas de otras personas.
También hay que evitar que nosotros, u otras personas toquemos el objeto, para evitar dejar nuestro olor en él. Es lo que se conoce como contaminación directa.

 

La motivación es esencial para el Mantrailing.

En el entrenamiento para mantrailing se trabaja, fundamentalmente, con métodos basados en recompensas. Nuestra motivación como seres humanos para levantarnos todas las mañanas a las 6.30 e ir a trabajar es el dinero. Dinero que nos compra comida, autos, casas, vacaciones, todas las cosas buenas y necesarias en la vida. El equivalente a esto en el mundo del perro son los premios o recompensas.

Si hacemos que nuestros perros se sientan bien haciendo su trabajo, haciendo lo que les pedimos que hagan, estarán disfrutando más de esas actividades, por lo tanto, trabajarán más duro.
Si queremos que nuestros perros trabajen al máximo de sus capacidades, debemos encontrar la recompensa adecuada. La forma en la que recompensamos a cada perro puede ser específica para cada perro. La recompensa puede ser comida húmeda, golosinas para perros, juguete. Cada perro es un diferente, y tienen sus gustos y prioridades. Es cuestión de encontrar la recompensa más estimulante.

 

Mantrailing: El perro, el adiestrado o guía y el portador del olor.

La comunicación y la complicidad entre el adiestrador de perros es esencial. Conocer los gustos del perro, sus preferencias y que cosas son las que más le estimulan, ayudan al guía a mantener la concentración de su perro sobre el rastro. Lo mismo sucede con el portador del rastro.
El guía o adiestrador, debe procurar que la persona portadora del rastro a seguir, sea asociada por el perro como un estímulo agradable, como un olor asociado a experiencias positivas. Esto se consigue haciendo que el portador del olor juegue, ofrezca golosinas o premie con caricias y abrazos al perro. Todo aquello con lo que tu perro más disfrute.

 

La operatividad

Los mantrailers operativos se utilizan para recopilar información, pero también para encontrar a una persona desaparecida. Se utilizan para determinar o eliminar una dirección del recorrido. Si no hay rastro para encontrar, porque la persona nunca ha estado en un lugar, el perro mostrará lo que se conoce como Identificación de olor negativo. Este signo puede ser único y específico de cada perro, y el guía debe concerlo.

También se puede determinar si un coche o autobús ha recogido a una persona y dónde ha sucedido. Se puede encontrar ropa, mochilas o cualquier otro artículo relacionado con la persona desaparecida.

 

Cómo se entrena a un perro para el mantrailing

Hay muchas formas de enseñarle a un perro a encontrar personas. El Método Kocher es solo uno de los métodos que se utiliza para enseñar este tipo de cosas en todo el mundo, tanto para perros domésticos como para perros operativos.

Lo más importante es que el entrenamiento sea divertido para el perro en todo momento.

Especialmente al principio, es importante que el perro tenga éxito rápidamente. La persona que se esconderá para el perro lo está animando con su comida o juguete favorito y el perro verá a la persona huir. Luego, al perro se le presenta el artículo con el olor y se le anima a seguir a esta persona. Una vez que el perro encuentra la «capa de rastro», alabamos y recompensamos al perro.

 

Beneficios del mantrailing

Los perros con autoconfianza son perros felices. El mantrailing aumenta la confianza de los perros y puede ayudar a superar o reducir los problemas de comportamiento en los perros. Mantrailing ayuda a formar un vínculo de equipo entre el guía y el perro. Se trata de confiar el uno en el otro y creer en las capacidades de los perros. Su sentido del olfato es mucho mejor que el nuestro después de todo.

 

¿Qué raza de perro es mejor para practicar el mantrailing?

No importa la raza o la edad, cualquier perro puede aprender el deporte del Mantrailing. Da lo mismo que tu perro sea muy activo o si tienes un perro sin memoria. Hay perros que participan en este deporte canino que están ciegos o tienen algún tipo de problema de movilidad.

El Mantrailing también es un deporte apto para perros jóvenes e incluso cachorros. De hecho, se suele recomendar comenzar con los cachorros tan pronto como estén completamente vacunados para alcanzar así su máximo potencial. Este deporte canino sacará lo mejor de cualquier equipo de cuidadores de perros.

Las razas que poseen más aptitudes para el mantrailing son, por ejemplo, los sabuesos y las razas de caza como el Braco de pelo duro alemán y el Sabueso de montaña bávaro. Las razas más comunes que también se utilizan para el trabajo son el pastor belga malinois y el pastor alemán.

 

 

Federación Española de Mantrailing Deportivo

El mantrailing deportivo: Federación Española de Mantrailing Deportivo (FEMD)

El mantrailing deportivo es una modalidad de competición. Existe una federación a nivel nacional en España que regula esta práctica deportiva para perros. El objeto de su creación es fundamentalmente:

  • El desarrollo de las siguientes actividades deportivas relacionadas con el mundo del perro:
    • La promoción, reglamentación, organización y desarrollo de la práctica del Mantrailing en todo el territorio español.
    • La observación del correcto mantenimiento/formación, así como potenciar el bienestar de los perros empleados para este deporte, contribuyendo a la formación de cualquier ente o persona en este deporte.
    • La Formación en relación a este deporte, tanto dentro de la propia Federación como de organismos externos interesados en su práctica.
  • La organización y celebración de campeonatos, torneos y ligas de la disciplina de Mantrailing con finalidad deportiva en toda España.

Si quieres comenzar a practicar este deporte a nivel deportivo, aquí te dejamos el enlace al reglamento de mantrailing deportivo.

Un deporte que mejora la relación entre dueño y mascota

 

  Escuchar audio

Si no puedes leer nuestro artículo, aquí puedes escucharlo cómodamente y sin dejar de hacer lo que estabas haciendo.
 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡No enviamos Spam! Todos nuestras comunicaciones son acerca de nuevos productos, servicios, cursos, charlas eventos y noticias.

Últimas publicaciones
mantrailing

Este trabajo es un estudio en profundidad del Método Kocher de entrenamiento de mantrailing utilizando ejercicios de nivel de intensidad para construir una base sólida para su compañero canino.