Conductas agresivas en perros

Conductas agresivas en perros. Descubre las principales causas

Las conductas agresivas en perros

Las Conductas agresivas en perros son una de las principales causas de preocupación entre sus propietarios. La agresividad en los perros puede manifestarse en forma de gruñidos, mostrando los dientes,  el pelo erizado, intentos de agresión (morder), ladridos…

Somos seres sociales, y constantemente nos relacionamos con más personas, en casa, en el barrio, en el parque, etc. Normalmente llevamos a cabo estas actividades con nuestras mascotas, por lo que, las conductas agresivas generan, como es normal, preocupación e inquietud entre  los dueños de mascotas.

En muchas ocasiones, limitamos nuestra actividad social. Otras veces, restringimos los paseos con los perro a las horas en que las calles están menos transitadas o evitamos recibir visitas en casa. Todas estas medidas no ayudan a solucionar el problema. En este caso, lo aconsejable es identificar el detonante de la conducta agresiva y buscar la ayuda de un profesional de la educación y el adiestramiento canino.

Conocer el origen de la conducta ayuda a decidir cuál es la estrategia más adecuada para corregir su comportamiento. Para ello, en este artículo te vamos a contar cuáles son las principales causas que pueden desencadenar una conducta agresiva en tu perro.

 

Las causas más comunes por las que pueden manifestarse conductas agresivas en los perros

Enfermedad

Algunas enfermedades hacen que los perros se vuelvan agresivos. Si a tu perro le encanta pasear con sus amigos peludos, pero recientemente se ha vuelto de mal genio y arremete contra ellos, es posible que esté sufriendo una enfermedad médica grave.

 

Frustración

A menudo llamada agresión redirigida, esta es la frustración que se deriva de que un perro no puede  lograr algo que desea. Así, el perro exterioriza su frustración de diferentes maneras, generalmente a expensas de otra mascota o incluso de un humano, sobre el que acaba proyectando su frustración.

 

Conductas protectoras

No estamos hablando de los comportamientos protectores deseables que todos esperamos que nuestros perros muestren para nuestras familias y hogares. Una conducta protectora normal es ladrar cuando un desconocido entra en el espacio del hogar.  En este caso nos referimos a los comportamientos muy peligrosos que resultan cuando los perros se vuelven hipervigilantes y recelosos sobre lo que consideran su territorio o alguna de sus posesiones.

 

Conductas agresivas en perros: Agresividad por la correa

Tu perro es amigable y equilibrado  y no muestra conductas agresivas. Pero, tan pronto como le pone la correa, tu perro comienza a ladrar, arremeter o morder todo lo que tiene a la vista. Si es así, el detonante de la agresividad de tu perro es la correa. La agresión por el uso de  la correa generalmente se dirige a otros perros y se sabe que se debe a que tu perro se siente demasiado restringido por ella.

 

 

Agresión social

Cuando coexisten varios perros, se comunica para establecer una jerarquía para la manada. Este sistema de clases o jerarquía permite que la manada establezca un orden de prioridad. Afecta a cosas como quién obtiene el lugar más acogedor para la siesta o es el primero en comer. Sin embargo, hay ocasiones en los que un miembro inferior de la manada perturba el orden, por lo que el perro Alfa puede corregirlos con una muestra de agresión en forma de gruñidos o chasquidos.

 

Conductas agresivas en perros: Ansiedad

Los cambios recientes en el entorno de un perro pueden generarles ansiedad, y hacer que exhiban comportamientos agresivos. La ansiedad puede deberse a la llegada de un nuevo miembro de la familia o al mudarse a una nueva casa.

 

Protección de los recursos

Los perros que muestras un tipo de agresividad motivada por la protección de los recursos, son agresivamente posesivos con las cosas que más aprecian, como su juguete, golosina o incluso su humano favorito. Los perros que son agresivos en la protección de los recursos pueden arremeter y, a veces, morder a otros perros por acercarse demasiado a su cama, su juguete para masticar favorito o su mamá o papá. Si su perro muestra estos signos, consulte a su veterinario o a un educador canino, ya que la agresión por recursos puede escalar a ataques físicos severos.

 

Miedo

El miedo es la razón más común por la que los perros se comportan de manera agresiva con otros perros. El comportamiento basado en el miedo a menudo ocurre por la falta de socialización adecuada, experiencias negativas pasadas con otros perros o abuso por parte de dueños anteriores. Por lo general, un perro solo exhibirá un comportamiento agresivo basado en el miedo si se siente en peligro y necesita defenderse.

 

¿Cómo soluciono el problema de agresividad de mi perro?

Ahora que ya sabes que identificar el detonante de la conducta agresiva es fundamental, y que ya conoces las principales causas, es hora de que solicites la ayuda de un profesional de la educación y el adiestramiento canino. Explícale cuál es la conducta observada y en que escenarios se produce.  Recuerda que puede llegar a ser una tarea difícil, por lo que no te desanimes, se constante y sigue las indicaciones de los profesionales.

 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡No enviamos Spam! Todos nuestras comunicaciones son acerca de nuevos productos, servicios, cursos, charlas eventos y noticias.

Últimas publicaciones
Conductas agresivas en perros

Una obra bien fundamentada y actualizada con las evoluciones recientes en este campo. Aquellas personas que trabajamos en primera línea con perros que presentan problemas de comportamiento precisamos estar siempre a la última y buscar nuevos conocimientos.