inhibición del mordisco

¿Cómo enseño a mi perro a no morder las manos? La inhibición del mordisco ??

la inhibición del mordisco

¿Qué es la inhibición del mordisco?

La inhibición del mordisco consiste en enseñar al perro a coger cosas con la boca sin entrar en contacto con la mano. También y más comunmente,  hace referencia a el proceso mediante el cual el perro (o el cachorro) aprenden a controlar la cantidad de fuerza que deben aplicar con su boca para no hacer daño. Esta fuerza esta relacionada directamente con la actividad en la que están inmersos  (recoger un golosina, juegos…). Así, el perro debe aprender a aplicar la fuerza adecuada a aplicar en cada situación.

 

¿Cómo aprenden los perros  a inhibir el mordisco?

La primera lección para inhibir el mordisco que aprenden los perros la reciben de sus propias madres. Al presionar  los cachorros con fuerzas las mamas de su madre, esta deja de darles de mamar. De esta forma, los cachorros aprenden a moderar su fuerza de mordida durante la lactancia.

Además, los  cachorros suelen aprender a inhibir las mordeduras durante el juego con otros cachorros. Si observamos a un grupo de cachorros jugar, veremos muchas persecuciones, saltos y luchas. Los cachorros también se muerden entre sí. De vez en cuando, un cachorro muerde demasiado fuerte a su compañero de juegos. La víctima del doloroso mordisco grita y suele dejar de jugar. El perro que no inhibe su mordisco se suele sorprender por el grito y ve interrumpido su juego por un momento. Sin embargo, muy pronto, ambos compañeros de juego vuelven al juego. A través de este tipo de interacción, los cachorros aprenden a controlar la intensidad de sus mordidas para que nadie se lastime y el juego pueda continuar sin interrupciones. Si los cachorros pueden aprender a ser amables entre sí, también pueden aprender la misma lección con las personas.

La inhibición del mordisco: ¿Cómo puedo hacer que mi perro no me muerda con fuerza las manos?

  1. Cuando juegues con tu cachorro, déjalo jugar con tus manos. Continúe jugando hasta que muerda especialmente fuerte. Cuando lo haga, inmediatamente dé un grito agudo, como si estuvieras herido, y aparta las manos. Esto debería asustar a tu cachorro y hacer que deje de morderte, al menos momentáneamente.
  2. Premia a tu cachorro por detenerse o lamerlo.  Luego puedes reanudar el juego  al que estabas jugando justo antes.
  3. Si tu cachorro te muerde con fuerza de nuevo, vuelve a aullar. Repita estos pasos no más de tres veces en un período de 15 minutos.
  4. Si descubres que los gritos por sí solos no funcionan, puedes cambiar a un procedimiento de tiempos muertos. Los tiempos muertos suelen ser muy eficaces para frenar la mordida excesiva en cachorros. Cuando tu cachorro te dé una mordida fuerte, grite fuerte. Luego, cuando se sobresalte y se vuelve para mirarte o mira a tu alrededor, retira tu mano. También puedes ignorarlo durante 10 a 20 segundos o, si vuelve a intentar jugar contigo, levántate y aléjate durante 10 a 20 segundos.
  5. Después del breve tiempo de espera, vuelve con tu cachorro y anímalo a que vuelva a jugar contigo. Es importante enseñarle que el juego suave no se interrumpe, pero el juego brusco y doloroso se detiene.
  6. Juega con tu cachorro hasta que vuelva a morder con fuerza. Cuando lo haga, repita la secuencia anterior. Cuando tu cachorro ya no dé mordiscos fuertes, puede ajustar un poco las reglas.
  7. Puedes hacer que tu cachorro sea aún más delicado. Detén el juego en respuesta a mordeduras moderadamente fuertes. Persiste con este proceso de aullar y luego ignorar a tu cachorro o darle un descanso tras sus mordeduras más fuertes. 
cachorro muerde mano

Algunos consejos para evitar que tu cachorro muerda las manos

  • Sustituye la manos por un juguete o déjale que mastique un hueso cuando el cachorro intente roer los dedos de las manos o de los pies.
  • Los cachorros a menudo muerden las manos de las personas cuando se les acaricia, se les da palmaditas y se les rasca. Si tu cachorro se irrita cuando lo acaricias, distráelo dándole pequeñas golosinas con tu otra mano. Esto ayudará a su cachorro a acostumbrarse a que lo toquen sin tener que morder.
  • Fomente formas de juego sin contacto, como buscar y tirar de la cuerda, en lugar de la lucha libre y el juego brusco con las manos. Una vez que tu cachorro ya puede  jugar a tirar de forma segura, guarda los juguetes para tirar en tu bolsillo o tenlos fácilmente accesibles. Si comienza a mordisquearlo, puedes redirigirlo inmediatamente al juguete.
  • Ofrécele muchos juguetes nuevos e interesantes para que tu cachorro juegue con ellos en lugar de morderte a ti.
  • Genera ocasiones para que tu cachorro juegue con otros cachorros y con perros adultos sociables y vacunados. Jugar y socializar con amigos es importante para el desarrollo de tu cachorro. Además, si gasta mucha de su energía jugando con otros cachorros, se sentirá menos motivado para jugar con tus manos. Considera inscribir a tu cachorro en una buena clase para cachorros, donde pueda tener tiempo de tener juego supervisado con otros cachorros y aprender algunas habilidades nuevas e importantes.
  • Utiliza un procedimiento de tiempo muerto, como el descrito  en el apartado anterior, pero adáptalo, cambiando las reglas, para conseguir un nuevo objetivo. En lugar de utilizar el tiempo muerto  para que no muerda con fuerza, comienza a darle tiempo muerto cada vez que sientas que sus dientes tocan tu piel.

 

Acude a un adiestrador si tienes problemas con la inhibición del mordisco de tu perro, o si no consigues avanzar.

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡No enviamos Spam! Todos nuestras comunicaciones son acerca de nuevos productos, servicios, cursos, charlas eventos y noticias.