bigotes del perro

¿Para qué sirven los bigotes del perro?

Los bigotes del perro son parte de la anatomía del perro y es un elemento común no sólo en los perros, sino en los cánidos en general, y en muchos mamíferos como los felinos. Los perros son mamíferos cubiertos de una capa de pelo protectora por,  todo su cuerpo. Alganas razas de perros, como los collies o los yorkies, tienen el pelo de una longitud determinada, que no varía a lo largo de su vida. Esta capa de pelos tiene una finalidad que, generalmente, es proteger al perro del frio  y ayudarles a mantener una temperatura adecuada. Pero hay un tipo de pelo, común en todas las razas de perro que se aleja de esta funcionalidad. Se trata de los bigotes.

 

¿Qué son los bigotes?

Aunque los bigotes nacen en los folículos pilosos, al igual que el resto de pelos del animal, son fácilmente diferenciables del resto de su pelaje.  Los bigotes son más ásperos, largos y gruesos que el cabello normal y tienen raíces tres veces más profundas. A diferencia de los pelos normales, los bigotes no cubren todo el cuerpo. Están ubicados estratégicamente por encima de los ojos, en el mentón y por encima del labio superior. El patrón exacto y la ubicación de los bigotes varía según la raza. A diferencia de los humanos, los perros de todas las edades tienen bigotes.

En los cachorros recién nacidos ya se puede observar la presencia de bigotes, que se encuentran entre los primeros pelos en desarrollarse y están presentes ya al nacer. Además, el 40 por ciento de la parte del cerebro reservada para procesar el tacto en el perro se dedica a un mapa de los bigotes. Esto nos da una idea de la importancia que tienen estos “sensores” para los perros.

Los bigotes son más sensibles que los pelos normales porque los folículos de los que se originan están llenos de vasos sanguíneos y nervios. De hecho,  su sensibilidad se puede comparar con las yemas de los dedos humanos. Así, podemos decir que mientras que las personas “tocamos” el mundo con los dedos, los perros tocan el mundo con sus bigotes.

 

¿Para qué sirven los bigotes del perro?

La cara de un perro se acentúa con sus bigotes. Enmarcan los ojos , al igual que las cejas y enfatizan el hocico.  Pero los bigotes son más que simples mejoras faciales; cumplen una función importante. Los bigotes son equipos sensoriales específicamente afinados que ayudan al perro en su interacción diaria con el mundo que le rodea. Estos pelos especializados ayudan a la visión y a moverse en su entorno al proporcionar información sensorial adicional, de la misma forma que lo hacen las antenas de los insectos.

Aunque los bigotes se llaman “pelos táctiles”, en realidad no sienten nada. Simplemente transmiten información a las células sensoriales cuando detectan objetos o movimiento. Cuando el aire fluye o un objeto roza un bigote, el cabello sensible vibra y estimula los nervios del folículo piloso. Esta vibración le da a los bigotes su nombre científico vibrissae, de la palabra latina vibrio que significa “vibrar”. Al detectar cambios sutiles en las corrientes de aire, los bigotes de los perros transmiten información sobre el tamaño, la forma y la velocidad de los objetos cercanos, lo que ayuda a los perros a navegar por el mundo.

 

Mientras que las personas “tocamos” el mundo con los dedos, los perros tocan el mundo con sus bigotes.

 

Los bigotes del perro son sensores de radar

Los perros son conocidos por sus grandes sentidos del olfato y el oído, pero la visión canina no es tan maravillosa. Los perros ven mejor a distancia, pero tienen dificultad para concentrarse en los objetos más cercanos, por lo que los bigotes les ayudan a “ver” las cosas que se encuentran más próximas, ya que envían información constantemente al cerebro del perrro. Cuando un perro se acerca a algo en su camino, genera corrientes de aire que rebotan cuando golpean objetos sólidos. Los bigotes detectan vibraciones muy débiles causadas por estos cambios en las corrientes de aire y actúan como detectores de radar.

 

“Los bigotes detectan vibraciones muy débiles causadas por cambios en las corrientes de aire y actúan como detectores de radar”

 

En la naturaleza, los bigotes pueden alertar a un perro de la presencia de presas, enemigos potenciales o la ubicación de su manada. Cuando el perro se mueve por la casa, los bigotes le ayudan a localizar sus comederos o juguetes favoritos por la noche. En otras palabras, los bigotes le sirven a modo de radar para moverse por la noche  y evitar que choque contra las paredes en  medio de la oscuridad.

 

Los bigotes comunican emociones

Cuando un perro está descansando, los bigotes se toman un descanso. Pero cuando un perro está activo, sus bigotes también están activos y en movimiento. Un perro feliz o curioso elevará los bigotes por encima de sus ojos dándole esa adorable apariencia de ojos abiertos que tanto nos gusta. Si un perro se siente amenazado, agitará los bigotes de su hocico y los dirigirá hacia la amenaza.

 

Los bigotes de los perros son protectores

Estos cabellos sensibles responden cuando entran en contacto con pequeñas partículas. Cuando una pequeña mota de polvo cae sobre un bigote sobre su ojo, un perro parpadeará o sacudirá la cabeza y para deshacerse de ella. Esta reacción protege el ojo que puede resultar dañado incluso por una pequeña partícula de polvo. Al caminar al aire libre, si los bigotes del hocico de un perro encuentran una brizna de hierba alta o un arbusto espinoso, le hará retroceder para evitar que se posibles lesiones en sus ojos.

Los bigotes también evitan que los perros se agredan. Cuando un perro se acerca a un lugar estrecho o un espacio angosto entre rocas o un área pequeña entre las sillas de la sala, los bigotes lo ayudan a determinar si puede pasar por el pasillo sin atascarse o tirar los muebles. ¡Esto evita que el perro se meta en problemas en más de un sentido!

 

Los bigotes del perro necesitan protección

Una buena parte del cerebro del perro se dedica a procesar datos de sensores táctiles. Los bigotes son sensores táctiles muy fiables para el perro, por lo que casi el 40% del área sensorial del cerebro se ocupa de atender a los estímulos que proceden de los bigotes. Cada bigote individual se puede rastrear hasta un lugar específico en el cerebro, lo que significa que a los bigotes del perro se les asigna un área significativamente importante  en el sistema neuronal del  perro.

Debido a que los bigotes son tan importantes para  que los perros se relacionen con el entorno, debemos tener especial cuidado con ellos y protegerlos. Cuando acaricies a tu perro, toque los bigotes con mucha suavidad. No tire, o evite que sus hijos tiren de sus bitogtes, ya que esto es muy dolorosos para sus perros.  Al pelar a su perro, evite cortarle los bigotes, ya que esto puede disminuir su orientación especial y confundirlo.

 

Ahora que ya sabes para que utiliza tu perro los bigotes, los vas a mirar de otra forma. Pero espero que, sobre todo, tomes conciencia de lo importante que son para tu perro y le ayudes a cuidarlos.

 

mi perro se rasca mucho - salud del perro

Ernest Casas, veterinario con gran experiencia, responde en esta libro a las preguntas sanitarias a las que se enfrenta cualquier dueño de perro: el cuidado de la piel, de las orejas, ojos, boca y dientes, la alimentación sana y equilibrada del perro, la elección del cachorro adecuado, la educación y el ejercicio, las normas internacionales de cría de perros, el periodo de embarazo y el parto, el perro mayor, normas de prevención, vacunaciones…