ansiedad por separación de los perros

La ansiedad por separación en perros

ansiedad por separación de los perros

¿Qué es la ansiedad por separación de los perros?

La ansiedad por separación ocurre cuando un perro, que está muy apegado a su dueño, se estresa mucho cuando lo dejan solo.  Muchos dueños minimizan el problema considerándolo como un pequeño lloriqueo, o queja cuando te vas, o un poco de travesura mientras estás fuera. Pero es mucho más que eso.  Se trata de un problema grave que requiere atención por parte de sus dueños,  y una de los principales motivos de abandono de mascotas en España.

La ansiedad por separación se desencadena cuando los perros se enfadan debido a la separación de sus tutores, las personas a las que están apegados.

 

¿Cuáles son los síntomas de que mi perro sufre ansiedad por separación?

Existen muchos síntomas de que nuestro perro está sufriendo ansiedad por separación. Algunos son evidentes, y nos los encontramos a llegar a casa, y de otros son más conscientes nuestros vecinos.

Los síntomas más comunes de ansiedad por separación son:

  • Aullar, ladrar o gemir en exceso
  • Roer muebles o esquinas  del mobiliario
  • Masticar cosas, cavar hoyos, rascar ventanas y puertas.
  • Roer y romper cojines, sofás y elementos de tela del hogar
  • Rasgar y romper ropa o zapatos
  • Babear, jadear o salivar mucho más de lo normal
  • Un aumento de actividad, a menudo rozando conductas obsesivas
  • Intenta escapar
  • Una alegría desmesurada y excesiva al regresar a casa
  • Orinar o defecar en los lugares no habilitados para ello, o fuera de los lugares dónde se le ha enseñado a hacer sus necesidades.
  • Estado de ánimo bajo.

 

Es probable que no hagan ninguna de estas cosas al extremo mientras estés cerca. Un perro sin ansiedad por separación puede hacer algunas de estas cosas de vez en cuando sin que ello signifique que tiene ansiedad por separación. Pero  en cambio, un perro con ansiedad por separación las hará casi todo el tiempo. Cada perro es único, por lo que puede que observes todas las conductas descritas, pero si muchas de ellas, y sobre todo ten en cuenta que se producen cuando estás fuera de casa.

Pues eso, como las suele hacer cuando no estamos en casa, una buena forma de identificarlo es preguntando a los vecinos, o instalando una cámara para que grave el comportamiento del perro en nuestra ausencia.

En cualquier caso, es recomendable acudir a un veterinario para descartar posibles problemas veterinarios.

 

¿Cuándo se producen la ansiedad por separación?

Normalmente, cuando se produce una separación física entre los dueños  y sus perros, aparecen los síntomas. Esto suele suceder inmediatamente después de la separación, o incluso, cuando se aproxima la hora de salir, o cuando percibe que los dueños se están preparando para salir de casa.

Las situaciones más comunes que desencadenan la ansiedad por separación de los perros son:

  • Quedarse solo por primera vez o cuando está acostumbrado a estar con gente
  • Cuando hay un cambio de casa por mudanza
  • Cuando se mudan por adopción o acogimiento de un refugio a  un hogar
  • Cambios en la rutina o en el horario familiar
  • La pérdida de un miembro de la familia (fallecimiento, separación…)
  • Los momentos previos a salir. El perro identifica que sus dueños están preparándose para salir.

 

¿Qué puedo hacer si mi perro tiene ansiedad por separación?

Cuando se trata a un perro con ansiedad por separación, el objetivo es resolver la ansiedad subyacente del perro enseñándole a disfrutar, o al menos tolerar, que lo dejen soloEsto se logra poniendo las cosas en orden para que el perro experimente la situación que le provoca su ansiedad, es decir, estar solo, sin experimentar miedo o ansiedad.

Primero, como ya hemos dicho, habla con tu veterinario para descartar posibles problemas de salud. Dicho esto, es fundamental ponerse en manos de un adiestrador profesional para que nos ayude a abordar y tratar el problema.

De todas formas, te damos algunos consejos para empezar a tratar el problema de la ansiedad por separación de los perros.

 

Cuando el problema de la ansiedad por separación es leve…

  • Dele a tu perro un regalo especial cada vez que te ausentes de casa (como un rompecabezas con sus golosinas favoritas dentro). Solo dales este regalo cuando te hayas ido y quítaselo cuando llegues a casa.
  • Haz que tus idas y venidas sean discretas sin muchos saludos. Ignora a tu perro durante los primeros minutos después de llegar a casa.
  • Deja algunas prendas usadas recientemente que huelan a ti cerca de el.
  • Considera darle a tu mascota suplementos naturales calmantes no veterinarios.

 

Cuando el problema de ansiedad  por separación es más grave…

Un perro con ansiedad por separación  severa no se distraerá ni siquiera con las golosinas más sabrosas. Tendrás que acostumbrarlos poco a poco a tu ausencia.

Es posible que empiecen a ponerse nerviosos cuando vean señales de que estás a punto de irte, como ponerte los zapatos o el sonido que haces al coger las llaves. Así que prueba a hacer esas cosas, pero luego no te vayas. Ponte los zapatos y luego siéntate a la mesa. Recoge tus llaves y mira la televisión. Haga esto una y otra vez muchas veces al día, para que vaya desasociando  esos gestos  con indicadores de que vas a salir de casa.

Cuando el perro comience a sentirse menos ansioso, puede comenzar a salir lentamente. Primero ve al otro lado de la puerta. Pídale a tu perro que se quede, luego cierre una puerta interior para separarlo de ti.  Vuelve a aparecer después de unos segundos. Aumente lentamente la cantidad de tiempo que permaneces fuera. Ponte los zapatos y recoge las llaves. Pídele a tu perro que se quede mientras tú vas a otra habitación.A medida que se acostumbren al «juego de quedarse», aumenta la cantidad de tiempo que te vas. Entonces usa una puerta exterior, pero no la misma por la que sales todos los días (si puedes). Asegúrate de que tu perro esté relajado antes de irte.

 

¿Qué debo hacer si llego a casa y mi perro ha hecho todo un desastre?

Si tu perro ha estado ansioso durante tu ausencia, y al llegar te encuentras un desastre (cojines rotos, basura extendida por la cocina, mesas roídas, ropa rota, orines, defecaciones…)  ten calma. Recuerda que  cualquier cosa que hagas puede aumentar la ansiedad del perro, empeorando las cosas en un futuro. Por lo tanto, tanto el castigo como los saludos emocionados deben evitarse. Durante los saludos de bienvenida, ignora a tu perro hasta que se calme (esto puede llevar de 10 a 15 minutos). El perro  debería aprender pronto que cuanto más rápido se tranquilice, antes obtendrá tu atención.

 

En conclusión…

Asegúrese de que tu perro hace mucho ejercicio todos los días. Un perro cansado y feliz estará menos estresado cuando te vayas. También es importante que lo estimules psicológicamente ofreciéndole retos mentales. Usa rompecabezas interactivos y juguetes estimulantes. Trabaja su mente tanto como su cuerpo. Eso los mantendrá ocupados, felices y demasiado cansados ​​para estar ansiosos mientras no estás.

Acude a un veterinario, y ponte en manos de un adiestrador para que te ayude con el problema de la ansiedad por separación.

Ten mucha paciencia, y ten en cuenta que se trata de un problema que se puede solucionar.

 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡No enviamos Spam! Todos nuestras comunicaciones son acerca de nuevos productos, servicios, cursos, charlas eventos y noticias.