proteger a tu perro del calor

6 consejos para proteger a tu perro del calor en verano

proteger a tu perro del calor

Proteger a tu perro del calor

Con el verano llega el buen tiempo y el calor. Cava vez son más frecuentes las olas de calor durante el verano.  Así, las altas temperaturas pueden suponer un riego para la salud de las personas, y también de las mascotas. Además, ten en cuenta que los perros mayores, los perros con un pelaje muy denso y tupido y los perros con sobrepeso, suelen tener más riesgo de sufrir un golpe de calor.

De la misma forma que tomas medidas de precaución frente al calor para ti y tu familia durante la época de verano, es importante que hagas lo mismo con tus mascotas para protegerlas de la insolación, los golpes de calor y otros problemas de salud derivados del calor.

En este artículo te damos algunos consejos para proteger a tu mascota del calor.

 

1. Tu perro debe beber mucha agua para mantenerse fresco

Dado que los perros no tienen glándulas sudoríparas en la piel, bajan la temperatura de su cuerpo bebiendo mucha agua, y cuando se les permite echarse y jugar en el agua.
Para mantener seguro y saludable al miembro peludo de su familia durante las altas temperaturas, asegúrate de que tu perro tenga suficiente agua fresca disponible todo el tiempo.

Si tu perro es de los que le encanta jugar en el agua, es posible que le guste tumbarse en el agua para refrescarse. Prueba tener una pequeña piscina hinchable, bañera o cualquier otro recipiente con agua, donde tu perro pueda entrar y salir fácilmente. De esta forma le ayudarás a bajar su temperatura corporal.

 

2. Nunca dejes a tu perro en el coche en verano

En el verano, la temperatura en el interior de un coche es mucho más alta que en el exterior. En un día soleado, la temperatura del interior de un coche puede verse incrementada en 10ºC. NUNCA DEJE A SU PERRO DENTRO DEL COCHE. Aunque el día amanezca nublado, las condiciones climatológicas pueden variar rápidamente, y hacer que la temperatura dentro de un automóvil se eleve a niveles peligrosos para la salud de tu perro. Ni siquiera manteniendo las ventanas parcialmente bajadas.

 

Dejar a tu perro en verano en el coche no es seguro y puede llegar a ser mortal para tu mascota. Nunca dejes a tu mascota dentro de tu coche.

 

Ten presente que si viajas en verano con tu perro, tienes que llevar contigo todo lo necesario para que pueda acompañarte a la tienda, a la farmacia, al bar…

 

3. Protege las patas de tu perro del suelo caliente

En verano, el asfalto de la carretera puede alcanzar los 63ºC. Para que nos hagamos una idea, esta temperatura está muy próxima a la necesaria para freír un huevo. Debes proteger a tu perro del calor de suelo.  El asfalto, las aceras, el cemento y otros pavimentos pueden alcanzar altas temperaturas que pueden ocasionar quemaduras en las patas de tu perro. Sobre todo, si tu perros es muy joven todavía.

Para proteger sus patas, evita salir a pasear durante las tardes. Si por alguna razón tienes que sacar a tu mascota durante el día, haz que camine sobre césped u otras superficies frescas y evita las superficies de cemento o asfalto.

Se puede proporcionar protección adicional usando cera para patas e hidratando regularmente las patas de tu perro.

 

4. Evita las horas de mayor intensidad solar para pasear a tu perro

Si tu perro esta en casa, y usa mucho el jardín, asegúrate de que en el exterior tiene zonas con sombra donde refugiarse del calor. Si tienes que sacarlo a pasear, hazlo durante la noche, por la mañana, cuando el sol todavía no calienta y el aire es más fresco o tras la puesta del sol.

 

5. Usa protector solar para tu perro

Sí, existen protectores solares específicos para perros. Aunque los perros tienen pelo para proteger su piel, el exceso de sol durante su vida, puede generarle complicaciones como el cáncer de piel. Por lo tanto, es importante brindarles protección adicional mediante cremas solares.

Hay bloqueadores solares especialmente diseñados para mascotas que deben aplicarse en áreas donde hay menos o ningún vello, como la barriga. En ningún caso utilizes tu protectar solar con tu perro.

Si las patas o la nariz de tu perro están agrietadas, utiliza cremas especilamente elaboradas para estas zonas, que se coloca en la nariz, almohadillas de las patas, o en los codos agrietado.

 

6. Presta atención a tu perro en busca de signos de insolación o deshidratación

Durante los veranos, es importante estar atento a tu perro, y buscar cualquier signo de deshidratación o insolación. Si sospechas que tu perro puede estar sufriendo un golpe de calor, llama de inmediato a tu veterinario o a un veterinario de urgencias.

 

¿Cómo puedo saber si mi perro esta sufriendo un golpe de calor?

Si observa alguno o varios de estos síntomas, toma medidas para proteger a tu perro del calor, y llama a tu veterinario de inmediato.

  • Demasiado consumo de agua
  • Jadeo pesado
  • Desorientación o confusión
  • Vómitos
  • ojos rojos
  • Letargo

 

¿Qué hago si mi perro sufre un golpe de calor?

  • Llévalo a una zona con sombra o en un área con aire acondicionado.
  • Aplica bolsas de hielo o toallas frías en la cabeza, el cuello y el pecho o deje correr agua fresca (no fría) sobre ellos.
  • Déjelos beber pequeñas cantidades de agua fría o lamer cubitos de hielo.
  • Llévelos directamente a un veterinario.

Descubre el primer manual de Christian Oliva-Vélez, el viajero con perro que desde Dogfriendlytraveler.com ha ayudado a miles de personas y a sus peludos a ser felices.