educación y adiestramiento canino

La educación y adiestramiento canino: Los beneficios de educar y adiestrar a tu perro

Muchas veces tendemos a asocia educación y adiestramiento canino como sinónimos. Y la verdad es que son conceptos diferentes, aunque si es cierto que son complementarios. También es frecuente dar un sentido negativo al concepto de adiestramiento, cuando, en realidad, aporta muchos beneficios. En este artículo te explicamos cuales son esos beneficios del adiestramiento, y los aspectos positivos que tienen para ti y tu perro. Desde mejorar la convivencia hasta fortalecer el vínculo con tu perro.

 

¿Cuál es la diferencia entre la educación y el adiestramiento canino?

En general, podemos definir la educación como la adquisición de conocimientos a través de un proceso en el que se dan y reciben instrucciones. Mientras que el adiestramiento  es la acción de enseñar o aprender una habilidad.

Así podemos decir que con el adiestramiento buscamos desarrollar habilidades y con la educación ampliar o adquirir conocimientos.

 

Educación canina

Cuando hablamos de educación canina, hablamos del proceso educativo que pretende mejorar la relación entre el perro y sus dueños. Esto pasa por el la comprensión y el entendimiento mutuo, es decir, mejorar la comunicación entre ambos buscando un equilibrio que permita mejorar la convivencia y disfrutar de ella.   Mediante la educación ayudamos a mantener al perro en un estado de equilibrio y confianza con su dueño. Esto facilita  poder guiarle a través de su proceso de aprendizaje, y por  establecer los límites de la convivencia, dejando claro que conductas están permitidas y cuales no.  Se crea así, un marco normativo y comunicativo, positivo y adecuado entre perro y dueño que favorece la relación diaria.

 

Adiestramiento canino

El adiestramiento canino es el acto o proceso de enseñar a un perro habilidades básicas de comportamiento. Se trata de  enseñar a un perro a reaccionar y seguir órdenes y señales para que ejecute una acción o deje de realizarla. Es decir, hacer que tu perro adquiera unas habilidades que consideramos básicas. El adiestramiento es útil en la convivencia del día a día. Evita que nuestra mascota se meta en problemas. Un perro adiestrado genera confianza y sensación de control en sus dueños, por los que éstos se sentirán más seguros a la hora de realizar ciertas actividades, sobre todo  en espacios públicos y comunes (paseos por la calle, salidas al monte, ir a la playa, visitar un parque para perros…).

 

La comunicación como base de la educación y adiestramiento canino

Es normal, tanto en la educación como en el adiestramiento canino, necesitamos comunicarnos con nuestro perro, y no podemos olvidarnos de que la comunicación es un proceso bidireccional.  Es decir, nuestro perro debe ser capaz de entender nuestros mensajes, a través de gestos, tono de voz, palabras o lenguaje corporal. Pero, también nosotros debemos aprender el lenguaje de comunicación que utiliza el perro para relacionarse con nosotros. Los ladridos, los aullidos, la posición del cuerpo, el movimiento de la cola o la posición de las orejas,  son algunos de los recursos que utilizan los perros para comunicarse con nosotros.

Como dueños, debemos aprender a dar señales claras, concisas, coherentes  y fáciles de interpretar, para facilitar el aprendizaje del perro y  evitar así crearles confusión e incertidumbre. Lo ideal es que exista una coherencia entre lo que queremos transmitir, y lo que nuestro lenguaje corporal comunica. 

Y es que, es muy probable que no hayamos reparado en que los perros usan el cuerpo como un elemento más para la  comunicación, lo que llamamos el lenguaje corporal. Es por ello, por lo que también prestan atención a nuestro cuerpo buscando esas señales que le ayuden a entender nuestro mensaje o nuestro estado de ánimo. Es hora de prestar atención a nuestro tono de voz, posición, gestos…

 

Si en cualquier relación humana la comunicación es básica, con nuestros amigos peludos no es diferente.

 

¿Qué beneficios tiene educar y adiestrar a un perro? 7 beneficios de educar a tu perro

La educación y el adiestramiento canino no es sólo una cuestión disciplinaria. Da igual si tiene un buen perro que  solo necesita aprender algunos modales más. O si tu caso es el del dueño que tiene un perro que se mete en problemas frecuentemente y necesita un poco de educación y orientación general. Existen muchas otras razones por las que deberías educar a tu perro.  Te enumeramos las siete  razones por las que que consideramos más importantes:

 

1. Crea un vínculo más estrecho con tu perro

Las estadísticas muestran que los dueños de mascotas con buen comportamiento obtienen más satisfacciones. Disfrutan más de su perro y tienen un vínculo más fuerte con su mascota. Tener un perro bien entrenado, obediente, feliz, relajado, receptivo y fácil de manejar significa que obtendrás una experiencia más positiva de incorporar un perro  en tu vida. Como resultado, será más probable que estés más cerca de tu perro y compartas más tiempo con el. No tendrás que dejarlo en casa por que se porta mal en el parque. Tampoco tendrás que sacarlo sólo de noche a esas hora en las que no hay más personas o perros en la calle. Podrás incluirlo en muchas más de tus rutinas diarias. En definitiva, pasarás más tiempo con el.

 

2.  La educación y el adiestramiento canino te facilita el día a día

Los centros de educación canina enseñan órdenes básicas (por ejemplo, sentarse, agacharse, quedarse quieto), sino que te permiten manejar y controlar a tu perro más fácilmente y sin quebraderos de cabeza. Un mejor control significa que puedes gestionarlos más fácilmente, permitiéndole participar más de la familia y de los eventos, fiestas o actividades diarias. Por el contrario, un perro que muestra un comportamiento inaceptable, suele tener que quedarse en casa o permanecer al margen de las actividades en familia o con invitados. Algunas cosas tan simples como que tu perro salude o reciba a alguien adecuadamente, que regrese cuando lo llamen o camine de manera segura y controlada con una correa son comportamientos básicos y deseables que enseñan en las clases de adiestramiento.

Si su perro puede vivir hasta los 15 o 16 años, unos cuantos meses de  adiestramiento  no parecen mucho. Sobre todo si tenemos en cuenta que no  adiestrar adecuadamente a tu perro puede significar 15 o 16 años de convivencia con un perro difícil cuyo comportamiento puede ser estresante y un autentico dolor de cabeza.

 

3. Tu perro más social y amigable

La socialización es un aspecto muy importante de la vida de un perro.  Un espacio que posibilite a tu perro  interactuar y comportarse con otros perros, aprender lo que es aceptable y lo que es inadecuado, y hacerlo además en el lenguaje canino, es una lección de vida esencial.  Lección que deben comprender y adquirir si quieren llevarse bien con otros perros. Si tu perro no sale mucho (con familiares y amigos,  en actividades fuera de casa, etc.),  el hecho de que tu perro sea sociable sigue siendo importante. 

En algún momento tu perro se encontrará con otros perros en situaciones cotidianas, como paseos, citas en la clínica veterinaria 0 al acudir a una guardería canina. Esto significa que tu perro podrá ejercitar más sus habilidades sociales con otros perros, lo que enriquecerá su vida y la llenará de saludables estímulos. Al igual que pasa con los humanos, los perros que tienen más  interacciones sociales con otros miembros de su especie de forma adecuada, presentan mejor salud mental y emocional. 

En este aspecto, las guarderías caninas contribuyen con la socialización de tu perro. Plantéate hacer uso de una guardería canina no sólo en esos momentos en los que tienes que estar fuera y no puedes cuidar de tu perro. También, como un punto socializador para tu perro que contribuye positivamente a su salud mental y emocional.

 

4. Diversión y conocimiento

Las clases de adiestramiento son bastante divertidas, tanto para ti como para tu perro. Los ejercicios son estimulantes y entretenidos, y los centros de adiestramiento canino, a menudo ofrecen un espacio donde encontrar otras personas amantes de sus mascotas con las que compartir experiencias y anécdotas.

Ya sea que hayas tenido perros toda tu vida o seas novato en esto de tener un perro en la familia, siempre hay nuevas habilidades o información que puede aprender. Tener conocimientos  sobre el adiestramiento, las técnicas y los métodos de aprendizaje del perro, siempre te resultará muy útil. La oportunidad de hablar con otros dueños de perros y consultar a tu adiestrador, no tiene precio, y puede ayudarte a resolver dificultades que aparezcan durante el adiestramiento. Lo mejor es que te entenderán cuando les hables acerca de las dificultades y retos que presenta educar a tu perro.

 

5.  Te permite disfrutar más de tu perro

Tener una mascota será una experiencia placentera, profunda y muy positiva, y requerirá menos tiempo, energía y recursos si está correctamente adiestrada y educada. De hecho, la mayoría de los refugios están llenos de perros cuyos dueños nunca supieron como educar a su perro, no fueron conscientes de la importancia del adiestramiento o no le dedicaron el tiempo necesario a la educación de su perro.

 

6. La educación y el adiestramiento canino te dan Seguridad

Un perro bien entrenado, bajo supervisión, es más seguro a la hora de convivir con familiares y amigos. Además, tiene un menor riesgo para sí mismo que un perro incontrolable. No solo se trata de la seguridad del resto de miembros de tu familia o de las personas con las que te relacionas. También el adiestramiento repercute en la propia seguridad de tu perro. Un perro que vuelve cuando se le llama, ante situaciones peligrosas (por ejemplo, cuando podría ser atropellado por un automóvil) tiene un impacto obviamente positivo en su propio bienestar.

 

7. Te ayuda a socializar

Asistir a las sesiones de adiestramiento con tu perro todas las semanas te ayuda a conocer gente con las que compartes el amor por los perros.  Te  ayuda a conectar con los demás y a socializar.  A menudo, proporciona un círculo de amistades o una vía para participar en actividades y eventos. Además, tu perro tendrá nuevos amigos con los que interaccionar, y sus juegos se convertirán en el centro de las conversaciones.

 

¿Por dónde empiezo si quiero adiestrar a mi perro?

Recuerde que aunque nunca hayas llevado a tu perro a un centro canino, nunca es tarde. Lo ideal es adiestrar a tu perro cuando todavía es un cachorro. Pero si se te escapa de las manos, crees que no tienes habilidades suficientes o no quieres perder el tiempo, habla con un profesional del adiestramiento de perros.  Recuerda que tu eres parte importante de su adiestramiento. Por eso debes aprender esas técnicas y trucos que te ayudarán a continuar con la enseñanza en casa.  Antes o después tu perro aprenderá, no te desanimes. Recuerda que nunca es tarde para comenzar a educar a tu perro, la edad no es un problema. ¡No olvides que hasta los perros más viejos  pueden aprender trucos nuevos!.

 

 

 

mi perro se rasca mucho - salud del perro

Ernest Casas, veterinario con gran experiencia, responde en esta libro a las preguntas sanitarias a las que se enfrenta cualquier dueño de perro. Estas són: el cuidado de la piel, de las orejas, ojos, boca y dientes. Además de preguntas sobre  la alimentación sana y equilibrada del perro, la elección del cachorro adecuado.  También la educación y el ejercicio, las normas internacionales de cría de perros. Otras preguntas que responde son acerca de el periodo de embarazo y el parto, el perro mayor, normas de prevención, vacunaciones…