miedo de los perros a salir de casa

El miedo de los perros a salir de casa. Cuando tu perro no quiere salir de casa

miedo de los perros a salir de casa

Pasar tiempo al aire libre es parte de las rutinas del cuidado de los perros. Aunque, para algunos perros, el mundo que se extiende más allá de la puerta de casa puede ser un lugar aterrador. Comprender el motivo del miedo de los perros a salir de casa ,y luego abordarlo adecuadamente a través del entrenamiento puede ayudar a solucionarlo. Podemos conseguir que el tiempo al aire libre sea un placer tanto para ti como para tu perro.

 

¿Cómo puedo reconocer el miedo de mi perro a salir a la calle?

El miedo de su perro puede manifestarse de formas obvias, como:

  • Negativa absoluta a caminar
  • Tirar con fuerza de la correa para intentar volver a la casa.
  • Agacharse y caminar cerca del suelo
  • Mantener la cola doblada hacia abajo
  • Jadeo no relacionado con la temperatura o el nivel de actividad
  • Bostezos frecuentes o temblores.

 

Forzar a los perros que exhiben este tipo de señales de estrés a “enfrentar sus miedos” solo conseguirá aumentar el problema. Por ello, el castigo y la intimidación no tienen cabida en el proceso de rehabilitación. Son totalmente contraproducentes.

 

 

¿Por qué los perros tienen miedo a salir de casa?

Los perros pueden tener miedo de aventurarse afuera por una serie de razones, que incluyen:

 

Pánico de un nuevo cachorro

La transición a un nuevo hogar puede ser abrumadora para los cachorros, lo que significa que tu cachorro podría frenar de golpe la primera vez que intentes llevarlo a caminar. Además, la extraña sensación de llevar collar y correa pueden hacer que salir al exterior sea una experiencia más aterradora.

 

Experiencias negativas

Algunos perros se vuelven reacios a caminar después de tener una experiencia aterradora al aire libre. Ya sea que se sorprenda por un camión de basura ruidoso o tenga un encuentro con un perro que ladra detrás de una valla, estos perros hacen una conexión entre salir a caminar y enfrentar situaciones estresantes.

 

Socialización insuficiente

Los perros que se pierden el período crítico de socialización durante la etapa de cachorro pueden terminar teniendo miedo de salir a caminar. Para ver el mundo como un lugar acogedor, los cachorros deben exponerse gradualmente a situaciones, lugares y otros seres (perros, humanos, otros animales…) en sesiones cortas y positivas antes de cumplir las 14 semanas de edad. Aquellos perros que no reciben este tipo de exposición corren el riesgo de verse abrumados por experiencias nuevas.

 

El hábito de pasear con correa

Los perros rescatados adolescentes y adultos pueden haber pasado por una gran variedad de circunstancias diferentes. Estas circunstancias podrían no haberles dado la oportunidad de acostumbrarse a caminar con correa. Los perros que se mueven de un entorno rural a un entorno urbano pueden encontrar el ruido y las multitudes a su alrededor particularmente difíciles de manejar.

 

Dolor no diagnosticado

los perros que son reacios a dar un paseo, o que de repente se niegan a caminar, pueden estar sufriendo un dolor no diagnosticado. Todo, desde las uñas de los pies demasiado crecidas hasta las manchas musculares y la artritis, puede afectar la disposición de un perro a caminar.

 

Sensibilidad al sonido

Algunos perros asocian un sonido aterrador, como un disparo de pistola o fuegos artificiales, con el lugar en el que se encuentran cuando lo escuchan. Esto puede hacer que el perro trate de evitar esos lugares. Algunos perros generalizan la sensibilidad al sonido, por lo que un ruido como el de un coche o un camión, puede convertirse en un factor de estrés.

 

 

¿Cómo puedo ayudar a mi perro con su miedo a salir de casa?

La forma más eficaz de ayudar a los perros a sentirse más seguros al aire libre es cambiar su percepción de los espacios el aire libre mediante una combinación de entrenamiento específico  y contra-condicionamiento.

El primer paso es un adiestramiento específico, que le permite al perro experimentar el estímulo aterrador a un nivel que no le provoque estrés. Por ejemplo, un perro que está nervioso por encontrarse con camiones de recogida de basura, podría verse expuesto a un camión que está a varias calles de distancia, estacionado y en silencio, para que pueda verlo, pero está lo suficientemente lejos de él como para no reaccionar.

El contra-condicionamiento,  ayuda al perro a formar una nueva asociación con el factor estresante a través de asociaciones positivas. Con el camión de la basura a distancia,  puedes darle a tu perro algunas golosinas de alto valor (las que más le gustan) en el momento que se da cuenta de la presencia del camión. La intención es que el perro comience a establecer una conexión entre el camión de la basura aterrador y esas golosinas tan buenas. Luego, reduce gradualmente la distancia entre el perro y el camión de la basura, recompensándolo siempre con las golosinas por sus respuestas tranquilas. Con el tiempo, tu perro debería poder pasar cerca de los camiones de basura sin que le provoque una reacción de miedo.

 

¿Qué puedo hacer si no consigo que mi perro quiera salir de casa?

Es siempre recomendable consultar y dejar en manos de expertos este tipo de casos. Un adiestrador profesional puede ayudarte a solucionar el problema, y darte pautas de entrenamiento específicas para tu perro.  En cualquier caso, ten en cuenta que también podría estar detrás del problema un problema con su audición, por lo que no estaría mal que consultaras con un veterinario.

 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

¡No enviamos Spam! Todos nuestras comunicaciones son acerca de nuevos productos, servicios, cursos, charlas eventos y noticias.

Descubre el primer manual de Christian Oliva-Vélez, el viajero con perro que desde Dogfriendlytraveler.com ha ayudado a miles de personas y a sus peludos a ser felices.